El referéndum de CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP, ¿ni independentista ni vinculante?

Los partidarios de celebrar una consulta soberanista, excepto el PSC, han elaborado un primer borrador para pedir al Congreso autorización para celebrar en Cataluña un "referéndum consultivo". El texto no habla de independencia, y sí de preguntar sobre "el futuro político y colectivo de Cataluña".

3 min
Borrador del texto para pedir a las Cortes Generales la cesión de las competencias para celebrar un referéndum soberanista
Carles Bellsolà
Jueves, 21.11.2013 20:53

Cuatro de las cinco formaciones que participan en la comisión del Parlamento autonómico por el llamado "derecho a decidir", CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP -el PSC se ha desmarcado-, ya tienen listo un borrador del texto que pretenden llevar a las Cortes Generales para pedir, apelando al artículo 150.2 de la Constitución, que deleguen a la Generalidad la competencia para celebrar un "referéndum consultivo".

El texto, que los partidos firmantes pretenden que apruebe primero el Parlamento autonómico en el pleno del 4 de diciembre, evita cualquier referencia a la independencia. De hehco, la fórmula elegida es que este referéndum sirva para consultar a los catalanes sobre "el futuro político y colectivo de Cataluña".

El borrador, que ha divulgado TV3, tiene un artículo único con sólo cuatro puntos. El primero y principal reza: "Se delega a la Generalidad de Cataluña la competencia para autorizar, convocar y celebrar un referéndum consultivo para que los catalanes y catalanas se pronuncien sobre el futuro político colectivo de Cataluña, a partir de los términos que se acuerden con el Gobierno del Estado y de las condiciones que se exponen en los apartados siguientes".

En este punto resaltan dos expresiones: "consultivo" y "futuro político de Cataluña". Es decir que los partidos involucrados no piden un referéndum vinculante. Pero tampoco un referéndum explícitamente independentista. Un planteamiento que puede interpretarse de dos formas. Por un lado, como una posible tentativa para plantear en el Congreso un texto más susceptible -o menos imposible- de ser tenido en cuenta. Por otra parte -y más probablemente-, como una concesión a las dos formaciones no abiertamente secesionistas que participan en las negociaciones: UDC -que apuesta por una tercera vía- e ICV-EUiA -que se mantiene en una cierta ambigüedad entre la independencia y el federalismo.

El segundo punto concreta la fecha de este hipotético referéndum: "Antes de que finalice en 2014". Esta fecha coincide con lo que pactaron CiU y ERC en su acuerdo de estabilidad, firmado a comienzos de la legislatura autonómica, y con lo que propone el Consejo Asesor para la Transición Nacional, el consejo de asesores del presidente de la Generalidad, Artur Mas, en relación a su proyecto independentista.

Apelan al "principio democrático"

El tercer punto del borrador deja claro que "la convocatoria de la consulta" -aquí no emplea la palabra referéndum- la hará "el Gobierno de la Generalidad". El cuarto y último se ocupa del procedimiento para llevarla a término. Especifica que se regulará según lo que se especifica en "la legislación reguladora de los procesos refrendarios y electorales, y, si procede, en el decreto del Gobierno de la Generalidad que convoque la consulta".

En el preámbulo, el borrador razona que la iniciativa para pedir en el Congreso que transfiera a la Generalidad las competencias para convocar un referéndum es "una vía constitucional y legítima para poder realizar la consulta que en estos momentos pide la gran mayoría de ciudadanos y ciudadanas de Cataluña".

El texto apela al "principio democrático" para pedir la celebración de este referéndum, y lo relaciona con el principio "de legalidad". En este sentido, recuerda que el artículo 150.2 de la Constitución prevé "transferir o delegar a las CCAA, mediante una ley orgánica, facultades correspondientes a una materia de titularidad estatal que por su naturaleza sean susceptibles de transferencia o delegación".

Comentar