El sector crítico de UDC en Tarragona recela de Duran y amenaza con bajas masivas

Un grupo significativo de militantes de UDC en Tarragona suscribe un manifiesto crítico con la moderación de Duran i Lleida en relación al independentismo, y acusan a la cúpula del partido de carecer de democracia interna y no facilitar las alternativas. Sostienen que "el objetivo histórico" de UDC es la secesión de Cataluña, y por ello anuncian bajas masivas.

3 min
Redacción
Lunes, 4.11.2013 11:29

Más de sesenta militantes de UDC de Tarragona han firmado un manifiesto que crítica la gestión del líder de la formación democristiana, Josep Antoni Duran i Lleida, con respecto al proyecto independentista promovido por CDC y ERC. Este sería el primer paso que culminaría en una baja masiva de afiliados.

Entre un 15% y un 20% de los 400 militantes de UDC en Tarragona podrían dejar el partido en las próximas semanas, según ha informado este domingo el Diari de Tarragona. Uno de los impulsores de esta corriente crítica, Ferran Tortosa, ha confirmado que a lo largo de esta semana "recogeremos más apoyos", con el fin de alcanzar una cifra de entre setenta y ochenta militantes.

Los descontentos con la cúpula de UDC provienen en su mayoría de la ciudad de Tarragona, "más del 90%", según Tortosa. El próximo objetivo es presentar el texto del manifiesto a la dirección del partido en Barcelona, junto con las correspondientes peticiones de baja. "De hecho, hay firmantes que nos han dicho que hace tiempo que están solicitando la baja y que no tienen forma de lograrla", explica esta vez la ex dirigente local Laura Castel, quien añade que "pediremos por escrito que nos borren de su base de datos".

"La tercera vía se aleja de los principios fundacionales de UDC"

No es la primera vez en los últimos tiempos en que los democristianos ponen de manifiesto sus dudas y discrepancias a raíz de la deriva independentista de CDC. Hace solo dos semanas, uno de los concejales de UDC en el Ayuntamiento de Tarragona se ausentó del pleno municipal cuando se debatía la posible adhesión del Consistorio a una asociación secesionista de municipios.

Y el jueves pasado, los militantes de UDC de Castelldefels apostaron por desmarcarse de CDC y rechazaron romper el pacto de gobierno municipal con el PP. De hecho, son frecuentes las informaciones que ponen en cuestión la solidez de la coalición entre convergentes y democristianos.

Pero en esta ocasión, las escisiones llegan desde dentro de UDC, por parte de los que consideran que ha perdido el rumbo. En efecto, los firmantes del manifiesto suscriben una irreversible disconformidad con la posición oficial de UDC en el debate independentista. Según indica el documento, desde el momento en que se plantean "terceras vías" se "está alejado de los principios fundacionales del partido".

Asimismo, y según este sector crítico, el objetivo histórico de UDC es que Cataluña "tenga algún día un Estado propio independiente", de modo que pueda "confederarse, si quiere, con el Estado español".

Otra de las críticas que lanza el manifiesto apunta a la dirección del partido, a quien señalan como responsable de que la formación "haya perdido en democracia interna". Los firmantes aseguran que "ahora las minorías ya no están representados en los órganos de gobierno ni tampoco se les da ningún tipo de voz", lo cual impide, a sus ojos, que se concreten alternativas a Duran.

Comentar