ERC apuesta por el filósofo y activista independentista Josep Maria Terricabras para encabezar la lista a las europeas

El catedrático de la Universidad de Gerona promovió una iniciativa para que el PEN Internacional denuncie ante la ONU un supuesto "genocidio cultural" del Gobierno contra la lengua catalana. También ha apelado al pacifismo de Gandhi para conseguir la secesión de Cataluña, un pacifismo, eso sí, que en su opinión debe ser "tensionador" y "enérgico" porque "no podemos ser simplemente melifluos y blandos y amables y aceptadores de todo".

4 min
El filósofo y catedrático de la UdG Josep Maria Terricabras
Redacción
Sábado, 30.11.2013 12:37

El filósofo y catedrático de la Universidad de Gerona (UdG) Josep Maria Terricabras (Calella, 1946) ha sido propuesto este sábado por la dirección de ERC para encabezar la candidatura de la formación independentista en las elecciones europeas del próximo 25 de mayo.

La elección de Terricabras no cierra la puerta a una posible coalición de ERC con Solidaritat, la CUP, Bildu y otros partidos nacionalistas. Aunque no es militante de ERC, está muy vinculado al partido liderado por Oriol Junqueras, hasta el punto que en las pasadas autonómicas cerró la lista por la provincia de Gerona.

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha señalado a Terricabras como el candidato ideal porque "es un hombre de profundos valores, un hombre de país y por el país [por Cataluña], alguien que ama a Cataluña y, lo que es más importante, ama a su gente por encima de todo". También ha destacado que con esta elección se "evidencia el protagonismo creciente de la sociedad civil en el proceso de emancipación nacional que estamos viviendo y de la voluntad de ganar la libertad y de trabajar para una sociedad más justa y libre".

"Genocidio cultural" y pacifismo "tensionador" y "enérgico"

Terricabras es miembro del PEN Català -receptor habitual de subvenciones de la Generalidad- y presidente del Comité de Traducción y Derechos Lingüísticos del PEN Internacional, desde donde dirigió la redacción del Manifiesto de Gerona sobre Derechos Lingüísticos. Un documento promovido en 2012 por el PEN Català en el que, frente a los derechos lingüísticos individuales, se ensalzan los derechos de las "comunidades lingüísticas", especialmente en el ámbito de "la enseñanza escolar", y se insta a la ONU a que reconozca "el derecho al uso y protección de la lengua propia" como "uno de los derechos humanos fundamentales".

En marzo de 2012, Terricabras fue uno de los promotores de una iniciativa del PEN Català que solicitó al PEN Internacional, matriz de la delegación catalana y miembro consultivo de la ONU, que presentase una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos de la ONU por el "genocidio cultural" que, desde su punto de vista, está sufriendo la lengua catalana por parte del Gobierno de España y de los gobiernos autonómicos. La entidad justificó esta medida como respuesta a "la campaña calculada y feroz de abolición del catalán llevada a cabo por los sucesivos gobiernos españoles" y, especialmente, por las sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo que obligan a restablecer el bilingüismo escolar. El Pen Català también forma parte de la plataforma Som Escola que, liderada por Òmnium Cultural, presiona a la Generalidad para que desacate las sentencias y mantenga la prohibición del castellano como lengua vehicular escolar.

En un acto público en enero de este año, Terricabras, al igual que ha hecho recientemente el presidente de la Generalidad, Artur Mas (CiU), apeló a Gandhi como referente del independentismo catalán e instó a tomar como ejemplo su pacifismo, eso sí, con matices:

"Gandhi era un pacifista, pero no blando; era un pacifista que incomodaba. Y por tanto, según cómo, sus acciones pacifistas eran tensionantes, eran pacíficas pero eran tremendas […] Y me parece que nosotros estamos en esta fase [en Cataluña]. Por lo tanto que nadie se extrañe de que Cataluña quiera en algún momento tensionar, porque la paz es tensionadora, la adquisición de la paz es... no podemos ser simplemente melifluos y blandos y amables y aceptadores de todo. Además, querría recordar también que la paz es siempre lo que yo llamaría un valor final, y no un valor inicial. Un valor inicial es la amabilidad […] En cambio la paz, siempre es el resultado de poner en práctica otros valores, si no, no se llega a la paz, porque la paz no es un valor en sí mismo, y tú no puedes ir por el mundo […] y levantar la bandera y decir 'paz, paz'. No era esta la posición de Gandhi ni de los grandes pacifistas. Sino que han luchado por la libertad, por la justicia, por el respeto y por el diálogo. Y cuando eso se está imponiendo, se está imponiendo una cultura de paz. [...] Es lo que nosotros queremos para el futuro de Cataluña. Construir y llamar a la paz, pero llamar a una paz enérgica, a una paz que contenga elementos de justicia, elementos de libertad, elementos de diálogo. Es la paz de la Cataluña independiente".

Comentar