Revista de prensa

ERC frena la consulta: no habrá fecha ni pregunta el 4-D

Ara avisa de que, salvo sorpresa de última hora, los republicanos aplazan el acuerdo parlamentario; en El Mundo, entrevista a Jaume Plensa: "Me siento extranjero aquí, en Barcelona".

9 min
Pablo Planas
Martes, 26.11.2013 09:06

Lo más parecido a la política catalana es la política andaluza, o viceversa. De hecho, son casi intercambiables en las portadas de los periódicos. Unos días manda la agenda independentista y otros, el saqueo de las arcas públicas. En ambos casos, el interés está garantizado. Las noticias del sur y las del este refutan el escepticismo nacional. Siempre hay un plus ultra, un territorio asilvestrado que muestra nuevas fórmulas de la industria del pillaje y el timo o del chantaje y la manipulación. Si hoy es martes hay novedades sindicales. El Mundo abre portada con la foto de dos maletines. Ojo a la firma de las fotos: Conchitina. No me suena. El titular es: "UGT le cargó a la Junta 700 maletines falsificados en Asia". La información está datada en Sevilla y corre a cargo de S. Moreno y M. M. Becerro. Se sostiene sobre dos facturas, la de un proveedor que detalla el pedido de UGT y la de UGT contra la Junta. En la primera, el encargo: bolso de viaje modelo Salvador Bachiller fabricado en Oriente. En la segunda, el "Concepto": publicidad programa "Forman XXI".

La perspectiva editorial del diario de Pedro J. abunda en la contradicción de comparar la reforma laboral con las condiciones de trabajo chinas y fomentar los suministros orientales o en la paradoja de destinar al mercado asiático unos fondos destinados al desempleo local. En Abc, el punto de vista es el del partido del Gobierno. Sobre una foto de la portavoz María Dolores de Cospedal titulan: "El PP urge a investigar ya el caso UGT". Aportan otro dato en un sumario de portada: "UGT [de Madrid, en este caso] justificó subvenciones con una factura de más de 3.000 euros en globos". Lo que no cabe en la portada del periódico dirigido por Bieto Rubido es la sentencia contra Carlos Fabra, cuatro años por delito fiscal. Tampoco entra en la portada de La Razón, que ilustra con una fotografía del Príncipe Felipe y un titular que no deja indiferente: "El próximo acto del Rey: la jura de los nuevos miembros del CGPJ". Aprovechan en el periódico de Planeta para subrayar dos nuevos nombramientos para el poder judicial: "Marlaska, por el PP, y la mujer de Pumpido, por el PSOE, al Consejo del Poder Judicial". No cabe más sutileza.

El caso es que Carlos Fabra (otra variante de la política muy parecida a la catalana) sí que aparece en el resto de las portadas. En El País y El Mundo, media columna. En la de La Vanguardia, con una gran foto, como en la de Ara. "Fabra, condenado a cuatro años de cárcel", titula el diario de Godó bajo la imagen, del fotógrafo de Efe Doménech Catelló, del ex líder del PP de Castellón. En Ara, que está a punto de cumplir tres años, pretenden hacer historia cada día y presentan a Fabra como: "El último cacique". Desarrollan el relato de esa saga familiar en lo que es toda una maniobra de distracción para ocultar la verdadera noticia: "ERC para la petición a Madrid de la consulta".

Se trata de una información firmada por Roger Tugas y Roger Mateos en la que se explica: "El giro táctico de ERC ha sorprendido al resto de los partidos favorables a la consulta, que ayer mostraban incomodidad. 'No ha habido contactos por esta cuestión en las últimas semanas', afirmaba sorprendido un dirigente ecosocialista. Pese a todo, todo elmundo está convencido que el escollo se superará pronto. Si no hay un acuerdo de última hora antes de las reuniones de esta mañana, no se podrá votar hasta el pleno del 17 al 20 de diciembre -cuando se aprobarán los presupuestos- o incluso en alguno extraordinario entre Navidad y Fin de Año". El escollo es que ERC quiere una resolución y el resto de los grupos, una proposición. Matices, flecos y pijadas que darían la razón a quienes sostienen que el proceso ha iniciado la fase interruptus.

A la espera de que se confirme la última hora de Ara sobre las vicisitudes de la vía independentista, hay noticias de ayer que anticipan nuevos titulares: las admoniciones sobre la banca de una Cataluña independiente del gobernador del Banco de España, Luis María Linde; la avería del avión principesco, el Premio Velázquez (100.000 euros) a Jaume Plensa, la indemnización argentina a Repsol por la expropiación de YPF o los pasos iniciales del nuevo presidente del Círculo de Economía, Anton Costas. En El Punt Avui celebran en portada las primeras palabras del catedrático de la Universidad de Barcelona: "Cataluña hace un favor al Estado mostrando malestar".

En El Mundo, Antonio Lucas entrevista a Jaume Plensa, quien afirma: "En Barcelona, en mi país, es donde más extranjero me siento. Y está bien así. [...] No creo en el nacionalismo mental. La extranjería a la que me refiero es un estado de ánimo que te mantiene alerta, en vigilia... Los seres humanos tenemos más cosas en común de las que nos diferencian. La sangre es muy roja en todos los hombres". Dicho lo cual, se aprovechará la generosa dotación del premio para convertir a Plensa en el orto de unas cuantas patadas.

Mas sigue en la India. No ha roto nada, pero en El País aprovechan su periplo para abrir la portadilla de la edición catalana. Miquel Noguer, desde Nueva Delhi, firma un texto titulado: "Mas pide a los independentistas moderación para salvar la consulta". Un detalle a añadir al amago de ERC. Según cuenta Noguer, "el presidente [de la Generalidad] advierte a la ANC (Assemblea Nacional Catalana) que el proceso soberanista no triunfará con movilizaciones en la calle y llama a cerrar filas para consensuar la pregunta". En Abc, María Jesús Cañizares desgrana la "agenda paralela" de la esposa de Mas, Helena Rakosnik. Destaca en la edición catalana de la cabecera madrileña un artículo de Ángel González Abad, periodista y crítico taurino. "Si Chaves Nogales levantara la cabeza", se titula su texto. Escribe González Abad: "Quien no acertó fue el consejero de Economía, Andreu Mas-Collel, cuando de forma despectiva reconoció hace unos días en sede parlamentaria que no conocía a Chaves, pero que le sonaba a alguien de derechas. Vamos, que reconocía su incultura y aprovechaba para pegar una coz ante unos apellidos tan españoles. Mas-Colell [...] no dudó en sacar su cara más amarga, su ánimo más agrio para soltar una frase que ya ha quedado en el argumentario por la independencia: 'No sé quien es el periodista ese, pero suena de derechas'. ¿De derechas o español? ¿Qué quiso decir el consejero?".

Los presupuestos de la Generalidad son otra de las ocupaciones de la política doméstica. Ayer en Parlamento autonómico, a Homs le tocó defender el despliegue exterior y los gastos en embajadas. El chocolate del loro, según Homs, que afirma que un Estado catalán gastaría menos que el español en política exterior. El discurso de que en los presupuestos no hay recortes sociales y que el gasto en el programa nacionalista -propaganda, embajadas, adoctrinamiento, etc, etc.- es menor ha calado incluso entre un ex diputado del PP catalán que va por las tertulias diciendo que los presupuestos de la Generalidad son como los del Estado: la gestión de la miseria. Miseria, sí. En El Punt Avui cuantifican la miseria en una crónica firmada por Odei A.-Etxearte: "En total, se destinarán 9,1 millones a relaciones exteriores en 2014. El incremento de recursos se hace en pleno proceso soberanista, pero Homs no profundizó en la carga política de la decisión. Puso énfasis, sobre todo, en la importancia de fomentar las relaciones económicas. ERC aplaudió el refuerzo de las delegaciones, que no se traducirá en la apertura de más oficinas, sino en la mejora de las existentes". Pues teniendo en cuenta que suelen estar en las zonas más caras del planeta, las mejoras no pueden ser más que de orden suntuario. Como será la cosa que en El Punt Avui, sí, en el Avui de toda la vida, subrayan una cifra: "404,5 millones gastará en 2014 el departamento de la Presidencia. Más de la mitad destinados a sufragar la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales".

En el capítulo de la opinión, dos aportaciones sobre el primer aniversario de las últimas autonómicas. Joan Tapia en El Periódico titula su colaboración: "Cuando Artur Mas mira a Gandhi". Apunta Tapia: "Ahora, el presidente [autonómico] dice una tarde que Cataluña e Israel tienen paralelismos y otra, que Gandhi es su inspiración, pero el día a día es muy duro. Tendrá unos presupuestos irreales, que son los únicos posibles sin que todo salte por los aires; se financiará con el Fondo de Liquidez Autonómica y quizá pacte fecha y pregunta para una consulta difícil de celebrar. Pero el balance es negativo". En La Vanguardia, Lluís Foix titula su artículo así: "Ahora hace un año". Afirma: "El presidente [autonómico] tiene poca capacidad de maniobra y difícilmente puede echar marcha atrás sin romper la alianza con Esquerra o frustrar a los cientos de miles de manifestantes encadenados de norte a sur. La pregunta que se formulan muchos convergentes con los que hablo es quién aconseja a Mas. Los nombres de Homs, Rull, Turull y Mascarell son mencionados. Unió navega con otra brújula".

La entrevista del día, en El País. Leontxo García habla con el campeón del mundo de ajedrez, el noruego Magnus Carlsen, un chaval de 22 años clavado a Matt Damon. Dice: "La experiencia está sobrevalorada". Y lo dice por experiencia. Acaba de tumbar al pentacampeón Viswanathan Anand. A perder también se aprende. Es lo del silencio de Dios en El séptimo sello.