Espadaler se enroca y defiende a Prat y a los agentes de los Mossos del 'caso Benítez'

El consejero de Interior señala que en caso de que se condene a los agentes de la policía autonómica por el caso de la muerte del empresario Benítez en el Raval, que "está por ver", sería "un hecho aislado" y, aún así, "un solo caso" que, pese a todo, "no es admisible". Espadaler defiende la actuación de los agentes de los Mossos d'Esquadra.

4 min
De izquierda a derecha, Prat, Martínez y Espadaler, acompañados de Celestino Corbahco, presidente de la Comisión de Interior del Parlamento autonómico
Daniel Tercero
Jueves, 14.11.2013 12:17

El consejero de Interior, Ramon Espadaler, ha comparecido este jueves en el Parlamento autonómico para manifestar que actuará con "contundencia" pero "también con justicia" con los agentes de los Mossos d'Esquadra implicados en el caso de la muerte del empresario Juan Andrés Benítez, agentes para los que ha reivindicado su "inocencia".

Ante la Comisión de Interior, la comparecencia de Espadaler, votada por todos los grupos parlamentarios hace unos días, ha consistido en que el consejero ha vuelto a insistir en que para tomar una decisión definitiva (ahora se están aplicando medidas cautelares) sobre este caso se necesita el tiempo suficiente para poder investigarlo.

Así, el máximo responsable de la policía autonómica ha señalado que no tomará decisiones definitivas sobre los ocho agentes imputados judicialmente por este caso antes de que se conozca realmente lo que ocurrió, pese a que "voces mediáticas y políticas" pidan dimisiones y expedientes internos.

En esta línea, ha pedido que se tenga "responsabilidad" a la hora de "hablar" sobre este tipo de casos y ha criticado a "opinadores" y "medios de comunicación" que ya han juzgado y condenado a los agentes implicados. "Lo que nos va es la democracia", ha añadido, y "no es bueno que se escondan las cosas que no hemos hecho bien, como tampoco es bueno que, permanentemente, tengamos el foco [mediático] sobre nuestra policía".

"Este dato es en todo momento relevante"

Espadaler, que ha dado un sinfín de datos estadísticos, como que el 12% de las detenciones de toda Cataluña en 2012 se realizaron en el distrito barcelonés de Ciutat Vella -la muerte de Benítez se produjo en el Raval, un barrio de este distrito-, ha reconocido que "los datos no pueden esconder la mala práctica" que se pueda haber llevado a cabo por los agentes policiales.

En este sentido, tras relatar lo sucedido desde la noche del 5 de octubre pasado hasta ahora, según la versión de los Mossos d'Esquadra, ha señalado que el empresario ya sangraba, antes de la llegada de los agentes al lugar de la pelea entre Benítez y otra persona. Y que, tras la llegada de los mossos, el empresario agredió a una agente policial.

"Desde nuestra perspectiva, este dato es en todo momento relevante", ha añadido Espadaler, quien ha defendido que no se puede asegurar que los golpes propinados por los agentes, para retener a Benítez, fueran en la cabeza, "porque en ese momento [con las imágenes de los vídeos que se conocen] su cuerpo no es visible".

Defensa de Prat

Pese a las críticas de todos los grupos de la oposición, incluido ERC, por la mala gestión de lo sucedido en este caso -y en los casos de Ester Quintana y en la detención de un periodista en Barcelona-, el consejero se ha mantenido en su posición inicial y ha negado que vaya a destituir al director de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat ("sigo confiando" en él), quien ha acompañado al consejero en la comparecencia parlamentaria, junto a Josep Martínez Melgares, secretario general de la Consejería de Interior.

Espadaler ha añadido que en caso de que se condene a los agentes de la policía autonómica por este caso, que "está por ver", sería "un hecho aislado" y, aún así, "un solo caso" que, pese a todo, "no es admisible". Finalmente, ha reconodido que "hay aspectos a mejorar" y uno de estos es "la política comunicativa", de la que se ha arrogado la responsabilidad porque solo se pronunció cuando tenía "certezas" y se guió por la "prudencia".

Xavier Sabaté (PSC) ha amagado con pedir en los próximos días la dimisión del consejero autonómico; Pere Calbó (PP) ha vuelto a pedir la dimisión de Prat y que, si no se produce, ni tampoco su cese, el que debe dejar la Consejería es el mismo consejero Espadaler; y Jaume Bosch (ICV-EUiA) le ha recordado que su futuro está ligado al de Prat: "Tiene dos salidas, o cesar al señor Prat y empezar una nueva etapa en Interior; o si no le cesa, solo queda su dimisión".