Revelación del conflicto por la pregunta de la consulta

Estado 'soberano' o Estado 'independiente'

Finalmente, este diario ha sabido en qué consistía la desavenencia respecto al contenido de la pregunta de la improbable consulta. UDC quiere referirse a la posibilidad de un Estado 'soberano', mientras ERC, apoyada por la ANC, quiere que sólo se pueda optar entre continuar como hasta ahora o convertirse en un Estado 'independiente'.

8 min
Duran i Lleida y Oriol Junqueras, en el Parlamento autonómico
Alfons Quintà
Viernes, 29.11.2013 18:33

El conflicto que tiene parado el anuncio del texto y la fecha de la pregunta de la hipotética consulta soberanista o independentista estriba en la alternativa entre usar la expresión 'Estado soberano' o bien la de 'Estado independiente', según he sabido en fuentes políticas impecables.

UDC sólo aceptaría la expresión 'Estado soberano', argumentando que Alemania ya está constituida, desde 1949, en landers ('estados' en alemán), así como hay estados federados (sic) en los Estados Unidos, Australia y otros muchos países.

Esto no impide que aquellos estados federales (sic) estén integrados en un Estado, que, visto desde fuera, es el equivalente de los estados-nación surgidos de este modelo, el modelo denominado precisamente de Estado-nación, nacido con la Revolución Francesa.

Estado pero con diferentes adjetivos

En cambio, ERC sólo acepta la expresión 'Estado independiente'. Si no prevalece esta expresión, ERC está dispuesta a no votar el presupuesto de la Generalidad para 2014, dejando caer el gobierno minoritario de CiU y, en consecuencia, obligar a unas elecciones anticipadas, probablemente a continuación.

En el corto plazo, ERC tiene muchas más herramientas para presionar a Mas que no este a ERC o a UDC. Ya se verá como las utilizará este fin de semana la pretendida Assemblea Nacional Catalana, un instrumento de ERC, pero, eso si, muy financiado por la Generalidad de CiU. Cómo se dice en hindú, '¿cornudo y apaleado?'.

Callejón sin salida para Mas

Mas ha hecho de todo para impedir otro tipo de acuerdo, por supuesto bastante complicado, con otros partidos (PSC y PP). Así, a pesar de no quererlo, Mas puede estar obligado a convocar elecciones, que perdería estrepitosamente. Si en CDC perdura alguna lógica, Mas también perdería el liderazgo de su partido. En cuanto a la federación con UDC, basta con decir que no puede mejorar.

Las fuentes me precisan que, en su opinión (por lo tanto deja de ser información) creen que Mas está dudando entre decir amén a ERC, una vez más, o bien intentar atrasarlo todo, cosa que también implicaría una ruptura con ERC. Si, por un azar muy hipotético en el que las fuentes no creen, Mas optara por el 'Estado soberano', los talibanes de su partido y muchos votantes podrían pasar a ERC. Por lo tanto, todo indica que habrá follón grande.

Mas obliga a recordar una película pionera del cine, de los hermanos Lumière, El regante regado (1895). Uno de sus dos únicos personajes quería regar con una manguera y finalmente sólo se moja él.

Modelo alemán o modelo francés

A pesar de que el derecho internacional no entre a hacer ninguna distinción externa, uno y otro modelo, el alemán y el francés, son de génesis y de contenido diferentes.

Donde hay un mundo académico que trate el 'problema nacional' se distingue de entrada entre el 'modelo alemán de nación' (de base cultural) y el 'modelo francés de nación' (de base política y, en concreto, cien por ciento jacobina). Se puede decir que el primero fue concebido de abajo arriba y el francés de arriba abajo.

Soberanismo ridículo y fallido en todas partes

Curiosa y paradójicamente la palabra y el concepto de 'soberanismo' es cien por cien de origen francés. Se consideran personajes hoy fracasados, tanto de extrema derecha (Charles Pascua, Philippe Devilliers) o de extrema izquierda (el muy siniestro Jean-Pierre Chevènement, el más grande defensor del genocida Saddam Hussein en Europa).

Todos ellos están en contra de todo reconocimiento de la diversidad y a favor de el Estado-nación jacobino, así como contra la globalización, contra la Unión Europea y, en su momento, fueron militantes activos en contra del Tratado de Maastricht. 'Qué tropa', diría el Conde de Romanones.

Paralelamente, la palabra soberanismo sólo es usada en el Québec, con un independentismo en caída libre y conceptualmente ridículo. Siempre les he comparado con los colonos franceses de Argelia.

Pobreza académica catalana

En Cataluña la pobreza académica sobre este tema es tan grande como lo es la grosera e interesada manipulación política. El pujolismo siempre jugó a la confusión y a la manipulación política, si bien incomprensiblemente siempre se decantó por el modelo jacobino.

También lo hicieron los desastrosos publicistas de ERC de los tiempos de la II República, en particular el ridículo Rovira i Virgili. En cambio el único que estuvo en la línea digamos alemana fue Enric Prat de la Riba, de la Lliga y padre de la Mancomunidad.

Hay algunas ideas que son muy simples y útiles. La primera es no soñar en barbaridades interesadas sin poner ante todo las libertades y los derechos individuales, cosa que Mas ha evitado hacer, descaradamente. Si hoy alguien se imagina que una Cataluña Estado-nación y, todavía peor, en manos de Mas o de ERC, no sería una prisión por las libertades y los derechos individuales, es que es iluso.

La palabra Estado puede no hacer la cosa

Hay que tener en cuenta que a pesar del uso de la palabra Estado aplicada al territorio federado (caso de la India, del Pakistán, y de más países) muchos de aquellos estados teóricamente federales son, en realidad, casos extremos de centralismo y de rechazo de la admisión de la diversidad.

Muchos pretendidos estados federales pueden, en la práctica, reconocer en sus propios estados federados menos derechos que los reales y efectivos propios de una Comunidad Autónoma española. El caso de la URSS era, en este orden de cosas, como en todas las relativas a derechos, una auténtica broma pesada. La palabra puede no hacer la cosa.

Para no pasar por ingenuo, hay que decir que estas distinciones, muy interesantes para los que sabemos leer y escribir, forman parte de las infinitas cosas que ignora Mas y, por supuesto, ERC. Ellos conforman un mundo de mero poder por el poder. Jugamos con un tema muy complicado sin entender nada. Son como aquel personaje de Molière que no sabía que hablaba en prosa.

La triste realidad catalana

Creo ser el periodista catalán que ha escrito más sobre este tema en Cataluña, con, ay, un muy mínimo eco. No lo he hecho dando fatigosas vueltas sobre la triste realidad catalana, siempre instrumentalizada, sino que he tratado el problema desde la situación existente hoy en todo el mundo, desde los cinco continentes. No sé si hará falta que vuelva a hacerlo, habida cuenta la grotesca bajeza intelectual impuesta desde el actual Generalidad y desde ERC. Podría ser tan pesado como lo era para Sísifo subir su piedra.

En todo caso, mis fuentes son absolutamente serias, así como de colores diversos. Asumo la veracidad de lo que escribo. Las mentiras son propiedad de los dirigentes de ERC y de CDC.

Un muy dirigente de este último partido todavía manifiesta que no quieren dar a conocer la pregunta para que el PP y el Tribunal Constitucional no tengan tiempo de prepararse para obrar en contra. Caramba, ¿quieren declarar la independencia clandestinamente? Realmente, son tontos que nos toman por bobos.

Nunca habrá consulta

En síntesis, hay un enfrentamiento entre dos posibles preguntas: "¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado soberano?" o bien "¿Quiere que Cataluña se convierta en un Estado independiente?".

El 'si' a una u otra pregunta tendría sentidos diferentes y el 'no' significaría que quedamos como estamos, dentro del Estado de las Autonomías creado por la Constitución española y reafirmado por los dos estatutos catalanes que se aprobaron después, uno detrás el otro.

Si aquí hubiera la afección que hay en Gran Bretaña por las apuestas, creo que estas estarían cien a uno a favor de que no habrá nunca una consulta, sino un entierro político del peor presidente que nunca haya tenido la Generalidad, hoy residente en la India.

Comentar