Ex militantes del PSC crean el Partido Socialista Popular de Cataluña

Su presidente fue teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Mollet del Vallès (Barcelona) con el PSC. Se posicionan como formación "no nacionalista" y críticos con la posición del PSC en relación a la decisión de promover un referéndum independentista. Envían una carta a Alfonso Guerra criticando la pasividad del PSOE.

3 min
Composición con el logo del PSPC y el nombre del nuevo partido
Daniel Tercero
Viernes, 1.11.2013 16:05

A la crisis interna evidente que sufre el PSC, sobre todo entre sus dos almas, que a su vez agudiza la mala situación en el PSOE, actualmente en la oposición y debilitado por la lucha interna para controlar el partido, hay que sumar la aparición en escena de una nueva formación política: el Partido Socialista Popular de Cataluña (PSPC).

El pasado 11 de octubre se fundó esta formación que recupera el nombre del que fue uno de los partidos que conformó el PSC en Cataluña y el PSOE en el resto de España, y que fundó a nivel nacional Enrique Tierno Galván, quien fuera alcalde de Madrid durante siete años.

Según fuentes del PSPC consultadas por CRÓNICA GLOBAL, esta formación "es un partido totalmente independiente" de "nueva creación" y en Cataluña se puede clasificar como "no nacionalista". En estos momentos está en trámite su alta en el Ministerio del Interior.

El presidente de la nueva formación política es Isidro Carpio -colaborador de este diario- y algunos miembros de la ejecutiva militan, también, en la entidad Ágora Socialista, creada en el seno del PSC como corriente interna en 1998 y posteriormente expulsada.

Carta a Guerra

La primera decisión del PSPC ha sido la de enviar una carta a Alfonso Guerra, quien esta semana ha criticado al PSC al considerarlo que "no es socialista" y dejando abierta la puerta a que el PSOE se presente en Cataluña.

En esta línea, el texto de la misiva, firmada por el presidente del PSPC, y a la que ha tenido acceso este diario, insta al ex vicepresidente del Gobierno con Felipe González a "desembrollar" el "entuerto" que él mismo creó en la Transición aceptando que el PSOE desapareciera de Cataluña:

"Dicen que nunca es tarde, si la dicha es buena, yo creo que ahora, Alfonso, tenéis una oportunidad única para que pongáis las cosas claras, para deshaceros de estos impresentables [nacionalistas del PSC] que han llevado al socialismo a una espiral de vértigo muy peligrosa, no solo para el socialismo catalán o para el español, sino para la convivencia pacífica de todos los españoles. Muchos de los que en estos últimos tiempos nos hemos visto obligados a abandonar el PSC, por su deriva nacionalista, que al parecer solo nosotros veíamos, pero hoy ya no cabe duda alguna, hemos estado trabajando por la refundación del socialismo en Cataluña".

Y, antes de comunicarle la aparición del nuevo partido, Carpio recrimina a Guerra que desde el PSOE no hayan ayudado a la restitución de la federación catalana de su partido:

"[...] Por la refundación de la ex Federación Socialista del PSOE en Cataluña, hay que reconocer que nuestro éxito ha sido relativo, debido a la falta de apoyos de los dirigentes del PSOE, que habéis preferido dar la callada por respuesta, y seguir manteniendo a los nacionalistas al frente del socialismo catalán. ¡Vaya contradicción! Lamentable".

Comentar