Revista de prensa

Joana Ortega: la fiesta de la democracia de la señorita Pepis

Oriol Junqueras y Joan Majó salen del armario de la sacristía y se confiesan "cristianos". Lo explica El Punt Avui. El Periódico pierde el rastro de Corbacho y Som Catalunya. Somos España.

13 min
Pablo Planas
Viernes, 29.11.2013 09:30

No se puede negar que la Generalidad de Cataluña hace todo lo posible por introducir el proceso independentista en callejones sin salida. Los principales dirigentes nacionalistas, de CiU a ERC, han entrado en la fase del pánico. Se acercan las fechas de vencimiento de sus solemnes compromisos y no temen al ridículo. Mas, todavía en la India, cree intuir en el porrazo de Mariano Rajoy a Alex Salmond que el presidente del Gobierno pondera por primera vez la hipótesis de un Estado catalán, no se sabe si de ánimo o administrativo. Oriol Junqueras, el aspirante al título de los pesos pesados, comienza a acumular retrasos en la agenda parlamentaria de la operación Adéu Espanya. Y como prueba de que en el frente secesionista están dispuestos a lo que haga falta por naufragar, la vicepresidenta autonómica Joana Ortega medita comprar cajas de cartón para utilizarlas como urnas. Va a resultar que lo de la consulta puede encallar por un problema de liquidez. Si es por cartones, que vayan a los cajeros y se los pidan a los pobres.

Un referéndum con urnas de cartón es en lo que se ha convertido el sueño de una Somalilandia libre. Es el patetismo como discurso y estrategia: una consulta de cartón piedra; una fiesta de la democracia de la señorita Pepis; una chapuza descomunal, una ñapa, que es como se dice en cheli madrileño de los empalmes de fortuna y los alicatados hasta el techo. El director de la edición catalana de El Mundo, Álex Sàlmon, señala a Ortega en su artículo. Se titula: "Ortega se transforma", y explica:

"La vice ha repetido en más de una ocasión, eso sí en privado, no sentirse demasiado a gusto con la deriva [...]. Pero, o se han olvidado de su personaje en la película o el desconcierto es tan inmenso que ya no existen clichés [...]. Resumiendo: no hay pregunta, no hay fecha, no hay convocatoria, no hay urnas, no hay censo, no hay legalidad, pero sí un presupuesto. Apaga".

El título principal de la portada del diario de Pedro J. es: "El PP trata de compensar a las víctimas de ETA condecorándolas". La crónica es de Marisa Cruz y se sustenta en que los populares han enmendado los presupuestos para "conceder insignias también a los familiares, eliminar subsidios a los excarcelados y embargar sus herencias". Es algo así como la doctrina Gallardón, que le puede durar a un tribunal comunitario algo así como cinco minutos de deliberación. La fotografía, firmada por Alberto di Lolli, es para Zapatero y Blair, en la presentación del libro del primero. Están a un paso de convertirse en cera o sus maniquís del museo de cera son más humanos. El expediente de la Casa Real es un faldón de portada: "La milagrosa garantía del crédito del palacete de Urdangarín". Y en el plano sindical: "UGT falseaba hasta las facturas de los bocatas de los piquetes".

En las páginas de El País, el asunto monárquico es también un faldón de primera plana, pero en otro tono: "El Rey, el Betadine y la falsa caída". Se trata de una entrevista indirecta de Natalia Junquera al cirujano Miguel Cabanela, que revela las bromas que se gasta el monarca con los batas blancas. A su edad. Se untó la frente con mercromina para enbromar a su equipo médico con una falsa caída, la recaída de la Zazazarzuela. Para partirse, ¿no? El caso es que El País parece el Abc y dedica una página entera a cantar las alabanzas del doctor y sus revelaciones sobre los chistes de palacio. Y más que se parece a El Mundo, de un primer vistazo, en el tema principal de su portada: "La Junta [de Andalucía] pone bajo sospecha ayudas a UGT por 7,5 millones de euros". Es una información de Javier Martín Arroyo. La fotografia es para el caos en la República Centroafricana. Firma singular de la imagen: Juan Carlos Tomasi / Médicos sin Fronteras (Efe).

Para el Abc y La Razón, el protagonista del día fue Alfredo Pérez Rubalcaba y su no conferencia en la Universidad de Granada. En el primero titulan: "Rubalcaba, víctima de las protestas que alienta el PSOE". La imagen viene firmada de la siguiente manera: "FOTOMONTAJE con imágenes de Alfredo Aguilar (Abc) y Efe". En La Razón, la foto es simplemente de la agencia Efe y se ve a Rubalcaba cara a cara con un protestante de pañuelo palestino. Titular: "Por esto es necearia una Ley de Seguridad Ciudadana". Viene dicho titular calado en medio de la fotografía, lo que impide ver el rostro de una tercera persona. Manipular las fotos es, de entrada, una ñapa. Con la realidad es suficiente, mucho más que suficiente en casi todos los casos.

En el diario dirigido por Marhuenda, un pequeño titular advierte de que: "La denuncia de La Razón sobre pagos en negro en UGT de Cataluña, en la Audiencia Nacional". Según la crónica de Ricardo Coarasa, Manos Limpias ha instado al tribunal a investigar "supuestas retribuciones en B". En las páginas dedicadas a Cataluña de este diario, Toni Bolaño advierte sobre las prisas en el proceso en un artículo titulado: "Malas consejeras". No, no habla de Joana Ortega. Dice: "La estrategia empieza a hacer aguas en el núcleo duro. Para colmo, Europa sigue en sus trece y el dinero viene de Madrid. Al final, las prisas están siendo, como era previsible, malas consejeras".

En el Abc, los ecos del CAC ocupan cada días más espacio, del cero del día de autos a lo de hoy, con tres artículos sobre el particular. Escriben Hermann Tertsch, Carlos Herrera y Juan Carlos Girauta. El primero titula: "Fantasmas paralelos", y sostiene: "Las listas negras de periodistas han existido siempre. Pero publicar la propia en conferencia de prensa como ese pobre y surrealista Francesc Homs, amenazando a los incluidos con la cárcel, no nos evoca al austriaco -que a los periodistas les daba matarile sin alharacas-, sino al general Queipo de Llano cuando cayó en sus manos Artur Koestler. Presumió de la pieza capturada en la caída de Málaga y le condenó a muerte por hablar mal de Franco y de él. Aunque al final no lo ejecutó. Eso sí, Queipo confirmó cómo era Queipo. Y Koestler triunfó en todo el mundo con su Testamento español".

El segundo, Carlos Herrera, titula: "Comité de Actividades Anticatalanas". Tampoco es partidario y alega:

"Bien harían los sectarios y pasteleros miembros del CAC en observar detenidamente las emisiones más vitriólicas de los medios oficiales de la Generalidad (TV3, Catalunya Radio, más lo que le cuelga) y los oficiosos que ha puesto a disposición de la causa el señorito Godó, y lamentar hasta la extenuación el fomento del odio a todo lo foráneo (español, por supuesto) que proclaman en sus programas, incluidas exaltaciones sin disimulo de terroristas camuflados de patriotas. No lo harán, ya lo sé y precisamente por eso hay que denunciarles sin descanso".

Girauta se atreve incluso a citar el nombre maldito, el de Federico Jiménez Losantos, cosa que en Abc no es fácil. Lo hace en su colaboración de la edición catalana, titulada: "Vuelve la censura". Afirma:

"El CAC está tan lejos de los principios democráticos por los que ahora dice querer velar, que ha escogido a una víctima del terrorismo y del odio nacionalista como Federico Jiménez Losantos para exhibirlo vestido de verdugo. Cuando se escriba la historia definitiva del nacionalismo catalán, el rebaño descubrirá lo que significó el atentado contra aquel profesor de instituto que había firmado un manifiesto, porque aún no lo han entendido. Al punto que se ha seguido atentando simbólicamente contra él y se le ha convertido, hace ya mucho tiempo, en muñeco sacrificial. Su inacabable linchamiento ha pasado desapercibido al CAC".

Todo el mundo habla de Inés Arrimadas y de su artículo en CRÓNICA GLOBAL. También Girauta en Abc, que concluye su pieza del día así:

"Si el CAC se ha creído que acusando falsariamente a la diputada de Ciudadanos Inés Arrimadas de fomentar el odio va a conseguir acallar o modular las críticas del constitucionalismo catalán al nacionalismo, una de las ideologías más destructivas de la historia, desengáñese. Han dado el peor paso de su vida. Ha llegado el momento de señalar al señalador. Yo acuso al CAC de prácticas dictatoriales. Tengo su lista delante; pronto la tendré detrás".

De eso mismo (el orto) habla La Vanguardia en la página 4 del suplemento Vivir. "e-Cristians se querellará por la 'Moreneta caganera'". Y dicen: "'Una sociedad como la catalana que tiene en sus símbolos el fundamento de su continuidad como país está perdida si no es capaz de respetarlos', señala en su comunicado e-Cristians".

En el apartado de opinión, el diario del "señorito Godó", que dice Carlos Herrera, destacan tres artículos: los de Antoni Puigverd, Rafael Nadal y Francesc-Marc Álvaro. El primero titula: "La fatiga". Escribe:

"ERC, el partido que inició la aventura del Estatuto, ha obtenido la dirección de aquella dignidad herida. La jugada le ha salido tan bien como al PP la suya. Vasos comunicantes. Los otros partidos catalanes (PSC, CiU, ICV) sobreviven con respiración asistida, mientras se ha consolidado un nuevo y vigoroso polo (C's) que tensa la cuerda en sentido contrario. El país avanza otra vez hacia el desconcierto y la fatiga, pero también hacia la división. No podemos ser cándidos: no se producirá una gran coalición de moderados en España que repare las heridas, reconstruya puentes y centre los esfuerzos en la economía común".

Rafael Nadal titula: "Entre el pacto y el desastre". Dice así su texto:

"Si no reaccionan, el populismo acabará desbordando a los actores políticos e inundando la escena catalana. Si los beneficios de la recuperación no llegan antes y de manera transversal a toda la sociedad y los dirigentes no acometen un ejercicio de regeneración radical, ni se consolidará el relanzamiento económico, ni Cataluña podrá decidir su futuro en libertad; y quizás un día no tan lejano veremos tambalearse la paz social. Pactar no significa renunciar a las propias convicciones; todos consiguen una parte de ellas. Por el contrario, si las clases dirigentes de la política, las finanzas y la empresa desprecian el pacto social y nacional y se lo juegan todo al éxito de los trapicheos conspiratorios para neutralizar los anhelos populares, no tardaremos en asistir a un desastre colectivo de dimensiones colosales".

En cuanto a Francesc-Marc Álvaro, su colaboración se titula: "A París o a Castelldefels" y como el tren no pasa le calza un trompazo al consejero multidietas, esto es Santi Vila, de Territorio y Sostenibilidad. Sostiene:

"Iremos a París, chucu-chucu, en tren, pero ir de Barcelona a Castelldefels, Sitges o Vilanova, seguirá siendo una gincana, un susto y una tomadura de pelo. Ahora ya no menciono ni al consejero del ramo, no quería alterar su moderación ejemplar, su profunda conciencia social y su inalterable fe en los frutos del diálogo".

En El Periódico, ni rastro de los tanteos de Corbacho con la plataforma Som Catalunya. Somos España. Pero que ni una línea. O se ha perdido el rastro y se ha cortado la línea o realmente se trata de conversaciones discretas (y serias). En el PSC se plantean hacer algo, parece claro, tanto como que se trata de un operativo incluso más delicado que el de barrer a votos al sector crítico. Pudiera ser que no news, good neews. Nuestros amables lectores cruzan apuestas. Suerte para todos.

El detalle singular del día lo aporta El Punt Avui, que en lugar de dar lecciones de periodismo como el Ara (es que cumple tres años) se dedica al periodismo, o lo intenta, como todos. La cuestión es que el periódico reparó ayer en el encuentro en la Blanquerna de estos tres personajes: Oriol Junqueras, Joan Rigol y Joan Majó, el ex ministro socialista, ex director general de la Corpo y ex alcalde de Mataró. Y eso, sólo Majó. Es una crónica de Emma Ansola. Impagable texto: "Junqueras admitió que su llegada a la fe cristiana fue tardana y que, pese a las dudas -'a las que estimo profundamente'- son estos valores, que intenta practicar en el día a día, el que, dijo, 'hacen que me reconozca como cristiano'". También se habla de Majó, cuyo nombre aparece al lado de la palabra "compromiso". Ver para creer. A Majó, que se ha debido de comprometer una o ninguna vez en nada, le atribuye la periodista la siguiente reflexión: "Para Majó, el compromiso se encuentra en los valores que Cristo practicó: la libertad, la igualdad y el amor en un mundo de esclavos". Todo un republicano avant la lettre el Señor, sí señor.

Datos de EGM: todos los periódicos van como un tiro. Otro día se lo explico, cuando no haya niños delante. Niños. Abc y La Razón entrevistan al padre de Fabio Moreno. Tenía dos años cuando lo asesinó un terrorista etarra, recientemente homenajeado. Fabio tenía un hermano que sobrevivió al atentado. Cuenta ahora con 22 años. Rodrigo Pinedo firma la entrevista en La Razón. Dice el padre: "No queremos crear otra bestia como esta gente, que no tiene ni sentimientos ni moralidad. Hemos intentado apartar al crío de este tema. Él ha seguido haciendo su vida y es un chico normal".

Hasta aquí el eco de la mañana.

Comentar