Junqueras dice que pactó "con quien correspondía" su amenaza de parar la economía para forzar un referéndum

El líder independentista asegura que sus controvertidas palabras del miércoles estuvieron pactadas, pero no ha dicho con quién. Añade que su partido no aceptará "una mala pregunta" en un hipotético referéndum secesionista.

2 min
Redacción
Sábado, 16.11.2013 18:33

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha hecho este sábado unas enigmáticas -a la vez que clarificadoras- revelaciones. Ha asegurado que su polémica alusión a "parar la economía catalana" durante una semana para presionar al Gobierno a facilitar un referéndum independentista no la hizo sólo por su cuenta y riesgo, sino que estuvo pactada "con quien correspondía".

Junqueras, en un acto del partido ante 150 regidores independentistas en Arenys de Munt (Barcelona), la localidad de donde surgió el movimiento de las consultes independentistas en los municipios en 2009, ha asegurado que sus polémicas declaraciones del miércoles no fueron fruto de una improvisación. Y ha asegurado que las pactó "con quien correspondía".

El líder independentista no ha dado más detalles sobre el interlocutor del pacto al que ha aludido, aunque ha sugerido que se trata de un interlocutor europeo. "No quiero decir con quién hablé", ha dicho, añadiendo que su contacto le aseguró que el Gobierno "traslada a Bruselas que esto de Cataluña no irá adelante y que es una obsesión temporal".

Ni "una mala pregunta" ni renunciar "a votar"

Junqueras pronunció sus polémicas palabras en un acto organizado por el grupo del Europarlamento en el que está integrado ERC, Alianza Libre Europea, que integra a varios partidos nacionalistas e independentistas europeos alineados a la izquierda.

Este sábado, Junqueras ha animado a sus correligionarios asegurando que el independentismo "no está decayendo" -poco después de que algunas encuestas señalaran un aumento en Cataluña de los partidarios de la tercera vía, no independentista-. Y ha añadido que sus declaraciones en Bruselas también iban en este sentido, porque Europa tiene que oir también el punto de vista de los independentistas catalanes. "Lo que no haremos es facilitar el trabajo a los que quieren que oigan otra cosa", ha proclamado.

Junqueras se ha referido también a la pregunta del hipotético referéndum independentista, y ha dejado claro que su formación no aceptará ni "una mala pregunta" ni renunciar "a votar". "Es necesaria una pregunta única, clara y explícita, para no generar dudas. ERC no consensuará una mala pregunta ni se resignará a no votar", ha dicho

Comentar