La Generalidad lleva pedidos prestados 23.168,3 millones de euros al Gobierno en los dos últimos años

La Administración autonómica de Cataluña, en manos de CiU desde finales de 2010, es, con mucho, la institución autonómica que más acude al FLA y a los planes de pago a proveedores habilitados por el Gobierno, que a su vez se endeuda para captar estos recursos.

3 min
El consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell, y el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en una imagen de archivo
Redacción
Sábado, 16.11.2013 11:40
La Generalidad de Cataluña ha pedido prestados al Gobierno entre el año pasado y lo que va de este 2013 un total de 23.168,3 millones de euros a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y de los planes de pago a proveedores, según datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Estos datos no incluyen los aproximadamente 1.700 millones de euros adicionales que la Generalidad espera recibir cuanto antes a cuenta del FLA y que se justifican porque el Gobierno autorizó finalmente a la Administración autonómica de Cataluña un déficit del 1,58% del PIB, frente al 0,7% previsto inicialmente.

Los 23.168,3 millones de euros -un balance provisional- han tenido como objetivo saldar deudas de la Generalidad con proveedores, cubrir su déficit y atender vencimientos de deuda. Además, estas cifras ponen de manifiesto que la Generalidad es, con mucho, la Comunidad Autónoma que más ha acudido a estos mecanismos de liquidez habilitados por el Gobierno, que a su vez se endeuda para captar estos recursos.

Así, el Gobierno autonómico que controla Artur Mas (CiU) ha copado el 40,05% de la dotación total del FLA en 2012 (6.664,8 millones de euros, sobre un total de 16.638,4 millones) y hasta el momento la Generalidad ha absorbido en 2013 el 50,7% de los recursos del FLA (10.050,6 millones de euros, de un total de 19.808,5 millones).

Autorizados ya 10.050,6 millones de euros para 2013

En 2012, la Generalidad recibió prestados a cuenta del FLA, un fondo que financia el déficit y los vencimientos de deuda, un total de 6.664,8 millones de euros, a los que hay que sumar otros 2.020,2 millones de euros a través del plan de proveedores, lo que hace un total de 8.685 millones de euros ese año.

A finales de agosto de 2012, la Generalidad inició sus peticiones al FLA al solicitar a este fondo 5.023 millones de euros; luego el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, en manos de Cristóbal Montoro (PP), aceptó ampliar esos recursos hasta los 5.370 millones de euros y, finalmente, la Generalidad de Cataluña acabó recibiendo esos mencionados 6.664,8 millones de euros.

Para 2013, Mas y Andreu Mas-Colell, consejero de Economía y Conocimiento, tienen autorizados 4.432,7 millones de euros a través de las diferentes fases del plan de proveedores -para pagar a los farmacéuticos, por ejemplo- y otros 10.050 millones de euros mediante el FLA, lo que suma un total de 14.483,3 millones de euros, según informa Efe.

Tanto este año como en 2012, la Generalidad reclamó de entrada 9.073 millones de euros, luego amplió su petición hasta los 9.398,45 millones y, finalmente, a Montoro le consta que la Generalidad tiene autorizados ya 10.050,6 millones de euros.

También recurrirá a fondos del Gobierno en 2014

A todos estos fondos hay que sumar los 1.700 millones de euros que la Generalidad reclama recibir para cubrir el déficit que tiene autorizado para este año, que es del 1,58% del PIB. La cantidad es una estimación que hace Mas-Colell, pero Hacienda y Administraciones Públicas no ha precisado aún qué cantidad concreta corresponderá a la Generalidad por el aumento del déficit del 0,7 al 1,58% del PIB.

A falta de conocer el monto total de recursos que recibirá del FLA en 2013, la Generalidad ya ha dejado claro que necesitará de nuevo recurrir a este mecanismo en 2014, puesto que aún no tiene otra manera de obtener liquidez. La Generalidad, como el resto de administraciones autonómicas que obtienen liquidez por esta vía, tienen diez años de plazo para devolver estos recursos y los dos primeros son de carencia; es decir, que en estos últimos se pagan intereses pero no se amortiza capital.

Comentar