La oposición de izquierdas critica los presupuestos y niega que sean sociales

PSC, ICV-EUiA y la CUP coinciden en lamentar las privatizaciones que prevén las cuentas para 2014 y atacan a ERC por apoyarlas.

5 min
Maurici Lucena (PSC), Dolors Camats (ICV-EUiA) y Quim Arrufat (CUP), este martes, en sus ruedas de prensa en el Parlamento autonómico
Redacción
Martes, 5.11.2013 19:56

Los partidos de la oposición de izquierdas en el Parlamento autonómico han criticado duramente este martes el proyecto de presupuestos de la Generalidad para el 2014, que ha presentado este mediodía el consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell. PSC, ICV-EUiA y la CUP han coincidido a negar el carácter social con que ha presentado las cuentas el Gobierno autonómico de CiU, y han lamentado que se consagran los recortes y que los números se cuadran en base de privatizaciones.

"Estos presupuestos son muy antisociales. Decir que son los presupuestos más sociales de la historia, con los números a la mano, es ridículo". Así de claro ha estado el portavoz del grupo del PSC al Parlamento autonómico, Maurici Lucena, que ha negado los argumentos de CiU -y de sus aliados de ERC- sobre el pretendido carácter social de las cuentas. "Más que los presupuestos más sociales, es más justo decir que son los presupuestos de las ventas de activos públicos y de las privatizaciones", ha criticado Lucena, que ha destacado que "el 10% de los ingresos" previstos por el Gobierno autonómico para el año próximo "consisten en privatizaciones".

La crítica a la totalidad de las cuentas todavía ha ido más lejos, cuando ha dudado que se puedan cumplir. El dirigente socialista ha razonado que Bruselas "prevé un crecimiento del 0,5%" del PIB, cuando, en cambio, "Mas-Colell hace una previsión de casi el doble". "Es irreal", ha proclamado.

Lucena tampoco se ha olvidado de ERC. El socialista ha acusado a la formación de Oriol Junqueras de "venderse el alma" al pactar con CiU estas cuentas "antisociales" con el único objetivo de celebrar la consulta independentista el año que viene. "No todo se vale para celebrar la consulta", ha dicho. "El presupuesto de un país es demasiado serio cómo para que ERC sea cómplice de ventas y privatizaciones", ha criticado. Y ha añadido que, a pesar de todo, ERC podría no salirse con la suya:

"ERC piensa que todo se vale para hacer la consulta, pero la paradoja es que nos encontraremos en un escenario, en 2014, en que en privado ERC y todos sus dirigentes reconocen que no se hará la consulta a cambio de la cual han vendido su alma para dar espaldarazo a estos presupuestos".

ICV-EUiA y el "derecho a decidir" sobre las cuentas

Igualmente crítica ha sido la portavoz de ICV-EUiA en el Parlamento autonómico y colíder de ICV, Dolors Camats, que también ha negado el pretendido carácter social de las cuentas. "Los presupuestos de 2014 demuestran que los recortes son estructurales y han venido para quedarse", ha afirmado.

Camats ha opinado que estos presupuestos "mantienen todos los recortes" y que "aquello que era excepcional y reclamaba un sacrificio y comprensión por los trabajadores públicos ya es estructural y definitivo y forma parte de la política del Gobierno [autonómico], con la coletilla de que la situación que sufre la ciudadanía hoy es mucho peor". Y ha añadido que "es falso y cínico" que las partidas sociales de las cuentas del 2014 sean más grandes que las de años anteriores.

La dirigente ecosocialista, además, ha querido contraponer las reivindicaciones de CiU y ERC en relación al llamado "derecho a decidir" con lo que ICV-EUiA entiende que es un "acatamiento de la austeridad" del Gobierno del PP.

"Estamos de acuerdo con el Gobierno [autonómico] cuando dice que el objetivo es injusto con las CCAA e ilegal", ha dicho Camats, Y ha anunciado que su formación apoyará al Ejecutivo autonómico de Artur Mas si decide "saltarse" este límite de déficit y "hacer unos presupuestos que necesita el país [por Cataluña]". "El Gobierno [autonómico] tiene autonomía para hacerlo, y que sea el Estado quién impugne", ha propuesto. "No nos vale hablar de derecho a decidir y cuando tenemos que usar la soberanía para salvar a la gente, que no se pueda", ha concluido.

La CUP cree que "vendemos el país a precio de saldo"

En una línea parecida se ha manifestado del diputado autonómico de la CUP Quim Arrufat, quien se ha centrado en criticar las privatizaciones previstas en los presupuestos, asegurando que "estamos vendiendo el país [por Cataluña]". Vendiéndolo, además, "a precio de saldo", según ha precisado.

Arrufat también ha querido unir la apuesta soberanista con las cuestiones sociales, al ironizar que "la deuda a la banca privada es la única estructura de Estado no tocada en los presupuestos de la Generalidad". Y ha añadido que los presupuestos "son una clara imagen de la obsesión neuròtica que el Gobierno [autonómico] tiene con la deuda", y una "sumisión a la troika".

Una afirmación, esta, que también dejaba ver una crítica a ERC, por apoyar -teóricamente desde la izquierda- a las cuentas. Y todavía lo ha dejado más claro cuando ha avisado de que CiU y ERC "quizás aprobarán los presupuestos en el Parlamento" autonómico, pero que la CUP trabajará para que esto signifique "una derrota social en la calle" para las dos formaciones.