Mas exporta su 'guerra de banderas' a Israel

El presidente de la Generalidad protagoniza un incidente diplomático durante su periplo por tierras hebreas al presionar a la Jefatura de Estado de Israel para que no colocase la bandera de España en su encuentro con Simon Peres. El dirigente nacionalista consigue su primer objetivo, pero no logra que la señera ocupe su lugar. En el homenaje a las víctimas del holocausto, Mas no consigue evitar que la bandera de España acompañe a la de Cataluña en la ofrenda floral.

4 min
Artur Mas en dos momentos de su viaje a Israel. A la izquierda, durante su encuentro con el presidente, Simon Peres, A la derecha, durante la ofrenda floral en el Museo del Holocausto
Redacción
Miércoles, 13.11.2013 12:20

La alergia del presidente de la Generalidad, Artur Mas, hacia la bandera de España no es ninguna novedad. Los ayuntamientos gobernados por CiU -coalición que preside- en los que sus alcaldes han decidido retirar la enseña nacional -incumpliendo de esta forma la ley- se cuentan por decenas a lo largo y ancho de toda Cataluña.

Sin embargo, cuando este rechazo visceral a los símbolos constitucionales se traslada a actos oficiales celebrados en el extranjero, la situación roza el ridículo. Y eso es lo que ha ocurrido en el viaje de cuatro días que el dirigente nacionalista acaba de realizar por Israel con la intención de promocionar su proyecto independentista.

Según asegura este miércoles El Confidencial, la ausencia de la bandera de España en el encuentro que este martes mantuvo Mas con el presidente de Israel, Simon Peres, en el palacio presidencial de Jerusalén se debe a que el equipo del presidente autonómico así lo exigió, y el mandatario israelí cedió a sus pretensiones, colocando, en lugar de la española, una segunda bandera de Israel.

La Generalidad dice que el Gobierno de Israel vetó la bandera de España

Desde la Presidencia de la Generalidad, en cambio, aseguran a CRÓNICA GLOBAL que el equipo de protocolo de Mas no hizo ninguna sugerencia al respecto, e insisten en que fue el embajador de España en Israel, Fernando Carderera, quien pidió que estuviera presente la bandera de España en el encuentro, pero que la Jefatura de Estado israelí lo rechazó. Algo realmente sorprendente, habida cuenta de que en anteriores ocasiones, los encuentros de presidentes de CCAA con el jefe de Estado de Israel sí han contado con la presencia de la enseña oficial de España, como ocurre con el resto de mandatarios extranjeros que visitan el país hebreo.

La Embajada de Israel en España ha declinado hacer declaraciones al respecto a este diario. Según El Confidencial, la Embajada israelí reconoce que la decisión de qué banderas presiden este tipo de encuentros depende del jefe de Estado israelí, pero no ha aclarado si la iniciativa de no colocar la bandera de España surgió de la Generalidad.

Tampoco han querido posicionarse sobre esta cuestión de forma oficial desde la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

Sí estuvieron ambas banderas en la ofrenda a las víctimas del holocausto

Por otra parte, unas horas antes, Mas protagonizó un acto de homenaje a las víctimas judías en el Museo del Holocausto de Jerusalén. Allí depositó una corona de flores que, al contrario que en la recepción oficial con Peres, sí llevaba la bandera de Cataluña y la de España.

En este caso, según asegura en su crónica el redactor jefe de Política de La Vanguardia, Jordi Barbeta, que ha acompañado a Mas en su periplo israelí, fue el embajador español el que "impuso la presencia de la bandera española en la corona de la ofrenda floral", mientras que el presidente autonómico "no puso ninguna objeción".

E insiste en que Mas había dado "instrucciones para evitar a toda costa cualquier imagen conflictiva" similar a la que protagonizó en 2005 el entonces vicepresidente de la Generalidad, Josep-Lluís Carod-Rovira, en su viaje a Israel junto al ex presidente autonómico Pasqual Maragall.

De aquel viaje, además de negarse a participar en un acto de homenaje al asesinado primer ministro israelí Isaac Rabin sin la presencia de una señera, y de conseguir retirar la bandera de España en la ofrenda floral a las víctimas del holocausto, Carod-Rovira dejó para el recuerdo su famosa y polémica foto bromeando con una corona de espinas.

Sea como fuere, el supuesto éxito de Artur Mas al conseguir evitar la presencia de la bandera de España en su encuentro con Peres es visto por algunos como una victoria a medias. De hecho, al no lograr sustituir aquella por una bandera de Cataluña, la imagen del presidente de la Generalidad con el de Israel se asemeja más a una visita privada que a un encuentro oficial entre dos mandatarios.

Comentar