Revista de prensa

Mas se negó a saludar a científicos españoles en Israel, según 'Abc'

El diario Abc aporta detalles sobre la comitiva, de más de 60 personas. En La Razón se afirma que el president autonómico quiere aproximarse a la Corona. Sostres llama a Fernàndez "chófer de ETA".

7 min
Pablo Planas
Miércoles, 13.11.2013 08:30

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, consigue hoy las portadas de cuatro diarios: Abc, La Razón, La Vanguardia y El Periódico. Dos son las imágenes, en el Muro de las Lamentaciones o en el Museo del Holocausto. El enviado especial de La Vanguardia, Jordi Barbeta, es quien más detalles aporta sobre el periplo: "El derecho a ser diferente incluye, según Artur Mas, el derecho de Cataluña 'a ser ella misma y si es ella misma será diferente en pie de igualdad con los demás países'. Con este circunloquio y aprovechando que el Ter pasa por Gerona, Mas explicó al presidente de Israel las aspiraciones catalanas de 'autogobernarse dentro de una Europa federal'".

Cuenta el periodista que la corona con la bandera de España y la señera que se depositó en el Museo del Holocausto fue proporcionada por la embajada española, que el presidente autonómico colocó su pin de las cuatro barras en la bandera catalana, que el embajador llamó a las agencias para chivarse de que en el encuentro con Peres, éste habló cincuenta minutos y Mas sólo cinco y que, en general, el viaje ha satisfecho las expectativas de Mas, que lo ha calificado de "fecundo". "Mas ruega por la paz en Jerusalén" es el título de la portadilla de Política, que incluye la "enérgica crítica a quienes frivolizan con el nazismo para atacar el proceso soberanista".

Un éxito, pero en el Abc, en cambio, apuntan al grosor de la comitiva presidencial catalana y a los aires de grandeza de un presidente autonómico que, sin embargo, fue tratado como un presidente autonómico español por las autoridades israelíes. María Jesús Cañizares elabora la información en la que se cuenta que el "séquito" estaba formado por más de 60 personas y que se han alojado en un hotel de a cuatrocientos euros la noche. La corresponsal de Abc en Jerusalén, Susana Mendoza, aporta un detalle del temperamento presidencial. Mas y sus acompañantes se negaron a saludar a unos científicos españoles del Instituto Weizmann. "No, españoles no", denuncian que les dijeron.

También aportan en el diario monárquico un detalle gráfico revelador. El pasado 25 de junio, Peres recibió al presidente autonómico de Extremadura, José Antonio Monago. Estaban flanqueados por una bandera israelí y otra española. En la foto con Mas sólo había dos banderas israelíes. Las interpretaciones pueden ser unas y las contrarias.

En la versión haciendo amigos, Mas pretende ahora aproximarse a la Casa Real. Toni Bolaño, en La Razón, explica que el consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno autonómico, Francesc Homs, acompañó al nuevo delegado de la Generalidad en Madrid, Josep Maria Bosch, a una cita con Rafael Spottorno, jefe de la Casa, en la idea de suavizar tensiones con la Corona. Como todo el mundo sabe, Homs es el personaje ideal para relajar cualquier ambiente por su finura y sutileza. En la portada del diario de Planeta, la imagen y el titular cuadran a la perfección. ¿Casualidad o intencionalidad?. "Mas busca un acercamiento a la Corona en pleno desafío soberanista" es el titular. En la imagen, Mas depositando una corona (de flores) en el Museo del Holocausto. En El Periódico, el enviado especial al viaje de Mas, Rafael Tapounet, se centra en la presión a los socialistas catalanes para que no se descuelguen del cartel soberanista y pone en boca del presidente autonómico esta frase: "No entiendo nada de lo que pasa en el PSC".

El colofón del desplazamiento fueron las declaraciones al término de la visita al Museo del Holocausto. "Enérgico" estuvo, que decía Barbeta, en la crítica a quienes mezclan totalitarismo y proceso soberanista. En cambio, los diputados autonómicos de este bloque tienen barra libre para tachar de "nazis", "fascistas", "franquistas" y otras lindezas a los diputados autonómicos "unionistas". O para llamar "gánster" a quien se les ponga a tiro verbal.

Que haya trascendido, Mas no se refirió al incidente de la sandalia de David Fernàndez, de las CUP. Quien sí se refiere es Salvador Sostres en El Mundo. "El chófer de ETA" titula su columna, que principia así: "Al hoy diputado [autonómico] de la CUP David Fernández [en el original lleva el acento cerrado] se le conoce en Barcelona como el 'chófer de ETA' porque durante muchos años fue el enlace de Herri Batasuna en Cataluña y cuando venían Otegi y sus compinches era él quien les llevaba arriba y abajo y con él tenías que hablar si querías entrevistarles". Sin abandonar El Mundo, la portada está dedicada al trinque andaluz: "La UGT de Méndez se financia con fondos para la formación". En el plano catalán, su aportación arranca desde una esquina de la primera plana con este título: "Denuncia de cien abogados contra el Colegio de Barcelona por su apoyo al soberanismo". Firma la información G. González.

En cuanto al incendio del Ampurdán, en Abc explica Janot Guil que la Generalidad rechazó hasta en dos ocasiones el ofrecimiento de la Delegación del Gobierno de enviar a la Unidad Militar de Emergencias a la zona. Tanto el Ara como El Punt Avui dedican la imagen de portada al fuego, del que dicen que está "estabilizado". Los dos también dedican grandes titulares a Europa. En el primero se dice que "La Unión Europea acusa a Wert de mentiroso" por el asunto de las becas Erasums; en el segundo, que "Europa no se fía de Rajoy" a causa de su gestión del desempleo y la deuda.

De tal manera que en Madrid tenemos un gobierno que levanta suspicacias europeas por variados motivos y en Cataluña un ejecutivo que prefiere que ardan Troya o el Ampurdán antes que pedir refuerzos. La portada de El País es la más crítica con Rajoy y con el PP. "Bruselas censura con dureza a Wert por las becas Erasmus" es el titular principal. La foto es para la huelga de los barrenderos de la capital, que ha llegado también a las páginas de algunos diarios alemanes. Informa el diario de Prisa que "el PP exige a Botella soluciones urgentes". La prensa soberanista aún no ha advertido las posibilidades editoriales de una foto de Madrid a día de hoy, que es como un boceto de tifón de desperdicios.

El caso Benítez llevaba días sin arrojar novedades de envergadura. Ayer trascendió y hoy explican todos los diarios el informe forense del fallecido. Ni iba drogado ni bebido. Sin embargo, hay un ínfimo rastro de cocaína en su muestra de sangre. Según uno de los agentes que participó en la detención, Benítez iba "superdrogado". No es así, por mucho que aludan a la cocaína, según los criterios forenses. Inquieta que los análisis de sangre de una persona sean objeto de informaciones públicas.

Los periódicos certifican el fin de la doctrina Parot. Destaca el artículo de Florencio Domínguez, en La Vanguardia, al respecto. Se titula "Estrasburgo: efectos políticos". El periodista advierte de la excarcelación de los "duros" de ETA, contrarios al abandono de las armas, y del efecto en la izquierda abertzale. "La salida de este grupo de reclusos puede reforzar en la calle las posturas de los sectores contrarios a la línea oficial de Sortu que ahora son minoritarios".

Comentar