Cotización Ibex 35

Mas ya supera el ritmo de incremento del endeudamiento del tripartito

En solo dos años y medio, el Gobierno autonómico de CiU ha aumentado su deuda en un 75% de lo que lo hizo el tripartito en siete años, pese a que convivió con casi cuatro años de crisis. Las previsiones apuntan que, para finales de 2014, las cifras de incremento de deuda de la Generalidad habrán superado con creces la generada por los ejecutivos autonómicos de Maragall y Montilla, tanto en términos absolutos como relativos.

4 min
Evolución de la deuda de las CCAA y de sus empresas desde el año 2000 hasta junio de 2013
Alejandro Tercero
Sábado, 23.11.2013 10:54

La Generalidad ha aumentado su deuda en los dos primeros años y medio de Artur Mas como presidente autonómico (entre finales de 2010 y junio de este año) en 17.858 millones de euros (al pasar de 34.697 millones a 52.555), lo que supone un 75% de los 23.779 millones de euros que incrementó la deuda el tripartito durante los siete años que estuvo al frente del Gobierno autonómico.

De hecho, según las previsiones recogidas en los Presupuestos de la Generalidad, el Ejecutivo autonómico espera cerrar el año 2014 con una deuda de 59.914 millones, lo que supondría que el Gobierno autonómico de CiU habría incrementado la deuda autonómica en solo cuatro años en 25.217 millones, superando de esta forma el aumento del endeudamiento que generó el tripartito a lo largo de siete años. Y todo ello a pesar de que este último también coincidió con casi cuatro años de crisis económica.

En términos relativos, el balance del Gobierno autonómico de Mas también es mucho más negativo que los de Pasqual Maragall y José Montilla. A finales de 2003, cuando empezó el primer tripartito formado por PSC, ERC e ICV-EUiA, la deuda de la Generalidad suponía el 7,4% del PIB de Cataluña. Mientras que, a finales de 2010, cuando CiU tomó el relevo, la deuda autonómica había ascendido al 17,8% del PIB (casi diez puntos de incremento).

Sin embargo, el pasado mes de junio (según datos del Banco de España), la deuda de la Generalidad ya alcanzaba el 26,6% del PIB, lo que supone un incremento de 8,8 puntos en solo dos años y medio. Además, si se cumplen las previsiones presupuestarias, el Gobierno autonómico cerrará 2014 con una deuda del 30,3% del PIB. Es decir, la habrá aumentado en 12,5 puntos, superando ampliamente las cifras negativas del tripartito pero en mucho menos tiempo.

La más endeudada de todas las CCAA

Todo esto supone que la Generalidad sigue siendo, de forma destacada, la más endeudada de todas las CCAA. Sus 52.555 millones de euros de deuda, a junio de este año, supone el 27,08% de la deuda global de todas las CCAA, que asciende a 194.021.

De lejos, la siguen la Comunidad Valenciana (29.235 millones), la Comunidad de Madrid (22.650), Andalucía (21.251) y Castilla-La Mancha (10.348).

Únicamente en términos relativos, la Generalidad de Cataluña no encabeza el ránking de números rojos. Con este criterio, la deuda de la Comunidad Valenciana supone el 29,4% de su PIB, y la de Castilla-La Mancha, el 28,8%, mientras que la de la Generalidad es del 26,6% del PIB. A continuación se sitúan Baleares (22,1%) y Navarra (17,9%), mientras que la media nacional es del 19%. 

Las empresas de la Generalidad suman el 45% de la deuda total nacional

Por otra parte, las cifras de deuda recogidas por el consejero de Economía y Conocimiento, Andreu Mas-Colell (CiU), en los resúmenes de prensa de los Presupuestos de la Generalidad que se están tramitando en el Parlamento autonómico no son completas.

En ellas se esconden convenientemente los datos de deuda de las empresas públicas controladas por la propia Generalidad que, sin embargo, sí publica el Banco de España en sus informes periódicos.

Las empresas de la Generalidad arrastran, a junio de este año, una deuda de 4.452 millones de euros, lo que supone el 2,3% del PIB de Cataluña. Además, y de forma sorprendente, las empresas de la Generalidad acumulan el 45,4% de la deuda de las empresas de todas las CCAA (que asciende a 9.799 millones), lo que apunta a que estas entidades han sido utilizadas para desviar deuda de cara a las cifras macroeconómicas que se muestran a la opinión pública.

Sumando las dos cifras de deuda -la de los Gobiernos autonómicos, estrictamente, y la de sus empresas-, la Generalidad acumularía un pasivo del 28,9% de su PIB, superando a Castilla-La Mancha (que se mantendría en el 28,8%) y acercándose a la Comunidad Valenciana (que se situaría en el 30%) como la más endeudada también en términos relativos.

Comentar