Navarro y Balmón advierten: en el PSC "sobran" los que "hacen demasiado ruido"

La dirección del partido sigue tendiendo la mano a los críticos para que se "sumen" al proyecto, pero también intensifica su posición de firmeza después de su amplia victoria en el Consell Nacional de este domingo frente al sector nacionalista.

4 min
Navarro y Balmón
Redacción
Lunes, 18.11.2013 14:33

En el PSC "sobran" los que "hacen demasiado ruido" y actúan basados en "algunos personalismos". Así de contundentes se han manifestado este lunes el primer secretario del partido, Pere Navarro, y el secretario de Acción Política del PSC y alcalde de Cornellá (Barcelona), Antonio Balmón.

El aval del Consell Nacional extraordinario a la posición de la dirección del PSC frente al sector crítico, en relación a la estrategia que el partido debe adoptar ante el referéndum independentista que promueven CiU y ERC, ha supuesto un balón de oxígeno para Navarro y sus seguidores.

En cualquier caso, los vencedores del cónclave de los socialistas catalanes siguen tendiendo su mano a los miembros del sector nacionalista, pero tras el apoyo recibido en la votación de este miércoles (un 13,27% de los consejeros), la oferta de diálogo ya no es incondicional.

Navarro: "No habrá una escisión"

Así, en una entrevista en Catalunya Rádio, el primer secretario del PSC ha insistido en que "lo que hemos de hacer es sumar, pero hemos de pedir a todo el mundo que respete las decisiones que se han tomado democráticamente".

"Soy una persona dialogante, a la que le gusta llegar a acuerdos, por tanto, no me gusta esta terminología, pero es verdad que en los partidos, a veces, sobra gente; sobra gente que no actúa con la honradez que requiere una ideología como la nuestra, sobra gente que actúa basada no solo en el colectivo, sino en algunos personalismos. Este tipo de gente sobra, pero yo creo que en el sector crítico, por lo que yo he hablado con ellos, creo que la inmensa mayoría de las personas que comparte nuestro proyecto, no sobran, sino que suman", ha añadido Navarro.

Y se ha mostrado seguro de que "no habrá una escisión del partido":

"He hablado con todos los compañeros, no con los que presentaron ayer la propuesta de resolución, sino con otros compañeros. No habrá una escisión en el PSC, porque el PSC es algo más que una votación, es un proyecto que compartimos, un proyecto social, un proyecto político, unos valores, y estos compañeros están comprometidos con estos valores; puede haber discrepancias, se pueden expresar más o menos intensamente, pero estos valores y este proyecto los continuaremos compartiendo, no tenga ninguna duda".

En ese sentido, y pese a las amenazas de los miembros más destacados del sector crítico, ha asegurado que no se planea "que puedan votar diferente" en el Parlamento autonómico cuando se evalúen las propuestas de CiU y ERC para reclamar a las Cortes Generales que cedan las competencias para celebrar un referéndum independentista.

"Hemos seguido un sistema escrupulosamente participativo y democrático, para eso convocamos el Consell Nacional del partido. No se me pasa por la cabeza que puedan contradecir este hecho democrático", ha zanjado.

Balmón: "Esto acabará mal"

Por su parte, Balmón también ha descartado una ruptura de la disciplina de voto por parte de los cinco diputados autonómicos díscolos. "No lo tomo en consideración porque ayer todo el mundo manifestó, en democracia, lo que piensa. No preveo que lo hagan", ha asegurado en una entrevista en TV3, en la que ha insistido:

"El señor Ros, que continúe pensando lo que piensa, pero el grupo parlamentario sigue el Consell Nacional. No haré ninguna hipótesis y no echo a nadie, aunque sigo pensando que los que hacen demasiado ruido sobran".

Balmón ha rechazado que el PSC esté en crisis. "Está intentando solidificar su espacio", ha explicado. Y ha revelado que "ayer, cuando acabó el Consejo Nacional, el señor Ros, el señor Joan Ignasi Elena y yo nos abrazamos". "Eso es el PSC. Fue un abrazo de amigos y nos emplazamos a seguir hablando", ha explicado.

Y ha insistido en que el partido se opondrá a la propuesta de CiU y ERC de solicitar la cesión a la Generalidad de las competencias para celebrar un referéndum independentista porque eso supondría "liquidar la consulta", como ocurrió con el Plan Ibarretxe, mientras que el objetivo es "que haya una consulta en Cataluña".

En este sentido, se ha mostrado pesimista: "Estoy de acuerdo con el señor Duran en que esto acabará mal. Hay alguien que ha engañado a mucha gente, y no somos nosotros".

Comentar