PP y Ciudadanos advierten de que no se puede delegar a las CCAA la facultad para convocar un referéndum independentista

CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP apelan al artículo 150.2 de la Constitución para que las Cortes Generales atribuyan a la Generalidad la potestad de celebrar una consulta secesionista. El citado artículo indica que "el Estado podrá transferir o delegar en las CCAA, mediante ley orgánica, facultades correspondientes a materia de titularidad estatal que por su propia natura sean susceptibles de transferencia o delegación". PP y Ciudadanos recuerdan que un referéndum independentista no tiene una "naturaleza" susceptible de ser delegada a las CCAA.

3 min
Redacción / Agencias
Martes, 12.11.2013 21:28

El PP catalán y Ciudadanos han recordado este martes que el artículo 150.2 de la Constitución no sirve para ceder competencias a las CCAA para que estas puedan celebrar un referéndum independentista, como pretenden CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP.

Así lo han señalado los portavoces de ambas formaciones, en sendas ruedas de prensa celebradas en el Parlamento autonómico.

Enric Millo (PP) ha acusado a la Generalidad de "generar falsas expectativas" a los ciudadanos avalando esta iniciativa, y le ha advertido de que lo único que conseguirá es producir más frustración y crispación.

Por su parte, Jordi Cañas (C's) ha ironizado señalando que "no hace falta ser constitucionalista" para ver que el artículo es inaplicable para el caso de una consulta secesionista, y ha calificado a los cuatro partidos que suscriben esa propuesta de enemigos de la democracia.

Una consulta secesionista no es delegable por su "naturaleza"

El citado artículo de la Carta Magna recoge que "el Estado podrá transferir o delegar en las CCAA, mediante ley orgánica, facultades correspondientes a materia de titularidad estatal que por su propia natura sean susceptibles de transferencia o delegación".

PP y Ciudadanos han subrayado que la soberanía nacional no es una facultad que tenga una "naturaleza" susceptible de ser delegada a las CCAA, por lo que la estrategia de los independentistas no tiene recorrido.

De hecho, la sentencia 31/2011 del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto, en su fundamento jurídico 69, avaló que la Generalidad puede regular y convocar consultas populares, pero dejó claro que únicamente las puede llevar a cabo si "se ciñen expresamente al ámbito de las competencias autonómicas y locales".

"Fuegos artificiales"

Por otra parte, el portavoz del PSC en la Cámara autonómica, Maurici Lucena, ha considerado que cualquier fórmula que no parta de un acuerdo entre la Generalidad y el Gobierno está condenada al fracaso, por lo que la estrategia de pedir una consulta a través del 150.2 será un "plan Ibarretxe 2".

Lucena ha destacado que el ex lehendakari Juan José Ibarretxe, al menos, tuvo la "valentía" de ir al Congreso a defender su proyecto político, mientras que el presidente de la Generalidad, Artur Mas, no se ha planteado esta opción y pretende delegarla en los partidos catalanes que defienden el referéndum y que cuentan con representación en la Cámara Baja.

A este respecto, la sentencia 103/2008 del Tribunal Constitucional sobre el referendo para "el ejercicio del derecho a decidir del Pueblo Vasco" propuesto por Ibarretxe estableció que, aunque se presentó como una "consulta no vinculante", en realidad se trataba de un referendo, por lo que era necesaria la autorización del Gobierno. Y, además, dictaminó que como el contenido de la misma "no puede dejar de afectar al conjunto de ciudadanos españoles", esta consulta no podía ser convocada por una Comunidad Autónoma.

Por todo ello, para el portavoz socialista, se trata de "unos fuegos artificiales" que para lo único que servirán es para que la consulta embarranque y no se pueda llegar a celebrar nunca.

Comentar