Prat critica el "chantaje" de ERC

El director general de los Mossos defiende la actuación de los agentes de la policía autonómica en el caso Raval; descarta presentar su dimisión; critica el informe realizado por la Policía Nacional; y carga contra ERC por considerar que "determinados tipos de chantaje están un punto fuera de juego".

3 min
El director general de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat
Redacción
Jueves, 7.11.2013 10:40

La presión de ERC sobre CiU está llevando a la federación nacionalista a su límite de resistencia. La amenaza de los independentistas de posicionarse junto al resto de la oposición en el Parlamento autonómico para exigir la dimisión del director general de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, por el caso Raval, si la Generalidad no se comprometía a retirar el uso de las pelotas de goma -como finalmente ha ocurrido-, no ha sentado nada bien en las filas de CiU.

De hecho, este jueves, el propio Prat, en una entrevista para Catalunya Ràdio, ha calificado la actitud de ERC de "chantaje", aunque ha rechazado sentirse "moneda de cambio".

"En cuestiones de seguridad, donde todos nos jugamos tanto, determinados tipos de chantaje, se me permite decirlo de esta forma, creo están un punto fuera de juego, sinceramente. Lo respeto, sé como funciona la vída política, pero creo que nos estamos jugando demasiado como para frivolizar cambiando cromos de esta forma", ha lamentado el director de los Mossos.

"Entendemos que esta es una actuación más o menos correcta por ahora"

Prat ha mostrado su "confianza" en que la actuación de los mossos en el caso Raval fue correcta, aunque terminó con la muerte del empresario Juan Andrés Benítez, y por el que hay ocho agentes de la policía autonómica imputados.

El dirigente nacionalista ha descartado dimitir por esos hechos. "En cualquier momento tengo mi cargo a disposición. Ya presenté mi dimisión [hace meses, por el caso Esther Quintana] y no fue aceptada. Por los indicios que tenemos en estos momentos, salvo que aparezcan nuevas pruebas o informaciones, entendemos que esta es una actuación más o menos correcta por ahora", ha señalado.

Según Prat, los agentes actuaron correctamente en la detención de Benítez porque este estaba "fuera de sí" y mostró una actitud violenta contra una familia con quien se peleó y contra los agentes.

La declaración de otro de los implicados en la pelea, recogida en el atestado de los Mossos, apunta a que Benítez golpeaba a una mujer, gritaba "os voy a matar, vais a morir", y estaba "fuera de sí, bajo efectos de las drogas, muy agresivo, fuera de control", y que para defenderse le dio puñetazos, además de aseverar que le vio agredir a los agentes, golpearles y morderles.

Critica el informe de la Policía Nacional

Prat ha insistido en que cuando los Mossos fueron avisados, ya se les informó de que había dos heridos: el hombre marroquí con quien se pelea Benítez, que está sangrando, y otro -el empresario- con "diversos traumatismos en los brazos, nariz y cabeza", por lo que entonces ya se activa el Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

Respecto al informe realizado por la Policía Nacional sobre la actuación de los Mossos -ordenado por la jueza que investiga el caso-, Prat ha indicado que "en ninguno de los vídeos se puede apreciar y determinar que haya cinco golpes en la parte izquierda de la cabeza" de Benítez, como se indica.

Y ha considerado que mediante las grabaciones se puede comprobar que Benítez no está inmovilizado cuando la policía le está reduciendo y que "no se puede deducir que le dan en la cabeza", por lo que ha concluido que en el informe de la Policía Nacional hay carencias y errores graves.