Rajoy advierte: "No aceptaré que nadie juegue con la soberanía nacional"

Rajoy proclama ante las juventudes del PP que no permitirá "juegos de división", aludiendo a las reivindicaciones independentistas de parte de los partidos catalanes. También insiste en que se ha iniciado el camino de la recuperación económica.

2 min
Mariano Rajoy, en la convención de Nuevas Generaciones del PP
Redacción
Domingo, 17.11.2013 18:40

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, en un acto de consumo interno de su partido, ha hecho este domingo una clara advertencia -sin citarlos-, a los que defienden opciones secesionistas en Cataluña: no permitirá "que nadie juegue con la soberanía nacional".

Rajoy ha proclamado, en el acto de clausura de la convención nacional de las juventudes del PP, Nuevas Generaciones, que su partido no participará de los "juegos de división, enfrentamiento y regreso al pasado", en referencia clara al desafío independentista del Gobierno autonómico de CiU y sus aliados. Y ha potenciado su mensaje con un claro: "No permitiré que nadie juegue con la soberanía nacional".

En esta línea, y ante un auditorio en Madrid entregado, Rajoy ha dicho que "el futuro de España lo escribiremos entre todos, y nadie se quedará fuera". "Tenemos que estar orgullosos de lo que somos", ha continuado. "Españoles, porque tenemos un gran país y somos una gran nación", ha añadido, entre gritos enardecidos de los asistentes con el ya clásico "yo soy español, español, español".

La nación "más antigua de Europa"

"Lo que no aceptaremos y dónde no estaremos es en los juegos de división, enfrentamiento y regreso al pasado", ha abundado Rajoy, que ha mirado al pasado y al venidero, al proclamar que España es "una gran nación, la más antigua de Europa", y que: "Somos el futuro, que se llama España y Europa".

Además de las cuestiones nacionales, Rajoy también se ha referido a las económicas. Ha incidido en su mensaje de los últimos días que da por iniciado el camino de la recuperación económica, asegurando que ya se puede ver "la luz al final del tunel", porque el país ha emprendido "la buena dirección".

Al mismo tiempo, Rajoy ha dejado claro que su Gobierno "seguirá con las reformas [económicas] sin reducir la marcha", y sin pararse "hasta el final".

Comentar