El democristiano reniega de una declaración unilateral de independencia

Rajoy, Duran y Homs niegan cualquier contacto para pactar un referéndum

No hay ninguna negociación entre Rajoy y Mas para pactar la pregunta de una consulta secesionista. Al menos, eso es lo que han asegurado hoy tanto el Gobierno como la Generalidad y el portavoz de CiU en el Congreso. Este último, además, aboga por "apurar" las posibilidades de pacto entre ambos gobiernos -nacional y autonómico- y asegura que una declaración unilateral de independencia no tendría repercusiones jurídicas.

4 min
El líder de UDC y portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, con la conductora de 'Espejo Público', Susanna Griso, durante el programa de hoy
Redacción
Martes, 12.11.2013 18:26

Desde el Gobierno, desde la Generalidad y desde CiU se ha negado este martes tajantemente la información publicada por El Mundo que aseguraba que el Gobierno y el Ejecutivo autonómico están negociando, a través de un hombre de confianza de Rajoy, como es Pedro Arriola, la pregunta de un hipotético referéndum independentista. Un triple desmentido que ha llegado del más alto nivel: por parte del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, del consejero de la Presidencia autonómica, Francesc Homs, y del portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida.

Rajoy, a preguntas de la prensa en París, tras participar en una cumbre europea, ha sido contundente a la hora de negar validez a las informaciones publicadas: "No es verdad", dijo, añadiendo que no tiene ninguna intención de "participar en una ceremonia de la confusión".

El primero en negar los contactos había sido Duran. Entrevistado en el programa Espejo Público de Antena 3, y preguntado directamente por la información de El Mundo, el también líder de Unió ha negado cualquier contacto en este sentido:

"Yo no sé lo que prepara el señor Arriola, al que no tengo el gusto de conocer, pero lo que sí puedo decirle es que no hay ningún tipo de diálogo entre el presidente [de la Generalidad] Mas y el presidente [del Gobierno] Rajoy que no sea el que todos ustedes conocen, porque se ha hecho público de una manera o de otra, y cuyos contenidos también son públicos".

Duran aludía a la reunión secreta que mantuvieron Rajoy y Mas a finales de agosto, y que posteriormente fue reconocida por este último. Y ha negado también que en ella se hubiera negociado la pregunta del posible referèndum. "No está en ese diálogo, en ningún momento, la negociación de ninguna pregunta", ha asegurado.

Repreguntado sobre si no hay más "conversaciones" entre Rajoy y Mas que las que han trascendido, también ha sido rotundo. "No, le puedo asegurar que no las hay, y le aseguro, además, que las conocería en este caso concreto", ha respondido.

Un desmentido claro, como el que ha dado poco después el consejero de la Presidencia y portavoz de la Generalidad, Francesc Homs, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo Ejecutivo. A la pregunta de si el Gobierno autonómico estaba negociando el texto de la pregunta con el Ejecutivo, Homs ha respondido con pocas y contundentes palabras: "Lo desmiento categóricamente. No es verdad", ha dicho.

La declaración unilateral no tendría "repercusión legal"

Sí que ha admitido Duran -como ya lo hizo Homs hace algunas semanas- un cierto deshielo en la relación Gobierno-Generalidad sobre la posible consulta. Pero sin que se llegue a contactos reales. "Hay una atmósfera distinta", ha reconocido Duran, para matizar que, sin embargo, "la atmósfera sirve de poco". "A pesar de que me siento muy optimista por vocación, me cuesta ver la salida por parte del Gobierno central", ha añadido, dando también una de cal y una de arena.

Con todo, el dirigente democristiano ha reiterado su mensaje de que "hay que apurar hasta el último instante" para que se produzcan estas negociaciones, porque "hay que procurar no solo una consulta legal, sino también pactada". Y también ha reiterado su "advertencia" a Rajoy -ha precisado que "no era una amenaza"- de que si no movía ficha podría encontrarse con una declaración unilateral de independencia proclamada desde Cataluña. Para, a continuación, negar que esto sea una buena idea. Incluso para los independentistas:

"Creo personalmente que, a efectos jurídicos, tendría una importancia escasa, por no decir ninguna, porque creo sinceramente, y no es ninguna campaña del miedo, pero no tengo porqué callarme lo que yo creo, y que está escrito en los tratados y que está en la voluntad política de los países europeos, que Cataluña no estaría reconocida por la Unión Europea. Creo que difícilmente tendría reconocimiento de una gran mayoría de países, o de muy pocos países, y a partir de aquí tendríamos un problema".

Comentar