Cañas: "Tienen pregunta y tienen fecha pero no habrá consulta"

Ciudadanos recuerda que los partidos favorables al "derecho a decidir" no constituyen mayoría cualificada en el Parlamento autonómico. Asegura que la consulta independentista no se producirá, y acusa a sus promotores de protagonizar un "engaño político elevado a la enésima potencia".

2 min
Jordi Cañas, en un rueda de prensa en el Parlamento autonómico
Redacción
Jueves, 12.12.2013 19:42

El portavoz parlamentario de Ciudadanos (C’s), Jordi Cañas, no ha dejado lugar a dudas sobre la posición de su partido en relación al anuncio de los partidos que defienden el llamado "derecho a decidir" de que ya han fijado fecha y dos preguntas para un hipotético referéndum independentista: "Tienen pregunta, tienen fecha pero no habrá consulta".

En rueda de prensa en el Parlamento autonómico, Cañas ha calificado el desafío independentista de "vía muerta, condenada al fracaso, al conflicto, y la frustración". "Proponer una pregunta y una fecha de una consulta que saben que no se podrá llevar a cabo es un ejercicio de engaño político elevado a la enésima potencia”, ha proclamado.

Cañas ha señalado que las cuatro formaciones que han pactado hoy la fecha y las dos preguntas de la consulta -de improbable celebración-, CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP, "no suman diputados suficientes ni para promover un cambio estatutario en el Parlamento [autonómico]", en referencia al hecho de que estas cuatro fuerzas reúnen a 87 de los 135 asientos de la Cámara autonómica, sin llegar a la mayoría cualificada de dos tercios -90 diputados autonómicos-.

El acuerdo responde al "tacticismo político electoral"

Por este motivo, Cañas les ha acusado de "decidir unilateralmente dinamitar el Estatuto y la Constitución levantando fronteras en pleno siglo XXI", por "tacticismo político electoral". Y ha expuesto los motivos de cada uno:

"CiU, para evitar un adelanto electoral y mantener unida la federación y conservar el poder; ERC, para justificar su apoyo a CiU y abrirse la puerta a formar parte del Gobierno [autonómico]; ICV-EUiA, para seguir esquivando su posición sobre la independencia de Cataluña".

Cañas ha confiado en que "el Gobierno central y las Cortes dejen muy claro que nadie puede vulnerar la Constitución, la democracia y las leyes", y ha proclamado que su partido está "dispuesto a asumir el reto" y "ofrecer una alternativa política de valores cívicos y democráticos que defiendan la unión, la libertad, la fraternidad y la igualdad de todos los ciudadanos de Cataluña y del resto de España, frente a los enemigos de la democracia y la convivencia".

Comentar