Conexión directa a Europa por vía rápida

España está conectada, desde este domingo, a través de vías de alta velocidad con Francia. La ruta Barcelona-París tendrá cinco trenes por sentido cada día a un precio a partir de 59 euros. Los pasajeros no tendrán que hacer ningún tipo de transbordo y viajarán del centro de la capital catalana al centro de París en algo menos de seis horas y media.

2 min
Ruta del AVE Barcelona-París y sus conexiones
Redacción / Agencias
Domingo, 15.12.2013 10:35

El primer AVE directo de la línea Barcelona-París ha salido este domingo a las 9:20 horas de la estación barcelonesa de Sants y llegará a la capital de Francia a las 15:53 horas. A partir de este lunes, el servicio se regularizará para pasajeros. España se conecta, así, con Europa también por tren de alta velocidad.

Según ha informado Renfe, aunque este tren, el de las 9:20 horas, es el primero que sale de España, antes, a las 7:15 horas ha partido de París otro con destino Barcelona, que llegará a la capital catalana a las 13:40 horas. Pese a que las líneas ya están operativas, la inauguración oficial se hará al mediodía en Perpiñán (Francia), en un acto al que asistirán la ministra de Fomento, Ana Pastor, y su homólogo francés, Frédéric Cuvillier.

Otras rutas: Madrid, Toulouse, Lyon...

La conexión directa que ahora se estrena supone un avance fundamental ya que los pasajeros que quieran viajar entre Barcelona y París no tendrán que hacer un transbordo en Figueres (Gerona), ni esperar entre 12 y 22 minutos en la estación a la espera de la llegada del siguiente tren.

A partir de ahora, cinco trenes en cada sentido unirán España y Francia de forma directa a través de vías de alta velocidad. El tiempo para llegar a la capital francesa desde Barcelona es de seis horas y media, dejando a los pasajeros en el centro de las dos ciudades. Los precios de esta ruta serán a partir de 59 euros (contando con las ofertas).

Tanto Renfe como SNCF (la operaria francesa) confían en ampliar a lo largo de 2014 los servicios con que comienzan a explotar esta línea, con el fin de que el próximo año atienda a una demanda estimada de un millón de viajeros. Los trenes de este nuevo AVE transfronterizo contarán con clase turista y preferente, servicio de restauración en la cafetería, tripulación bilingüe y servicio de asistencia a pasajeros con discapacidad.

Culmina así un proyecto que nace con ocho meses de retraso y cuya mayor dificultad ha sido la de homologar los trenes franceses a las condiciones de la red española y hacer lo mismo en Francia. Además de la ruta Barcelona-París, también se estrenan otras tres: la que unirá Madrid y Marsella (Francia) en 7 horas, la que enlazará Barcelona y Toulouse (Francia) en tres horas y la que comunicará la capital catalana con Lyon (Francia) en 4 horas y 53 minutos.