El Gobierno aprueba invertir 144 millones en los accesos viarios al Puerto de Barcelona

El proyecto -una autovía de diez kilómetros exclusiva para camiones- está coordinado con el nuevo acceso ferroviario, con el que comparte una parte del trazado, y que prevé una inversión adicional de 108 millones de euros. Se trata de uno de los compromisos cerrados en los últimos meses entre Fomento y la Generalidad.

2 min
Puerto de Barcelona
Redacción
Sábado, 28.12.2013 14:11

El Consejo de Ministros ha autorizado este viernes la licitación del nuevo acceso viario sur al Puerto de Barcelona con un contrato que asciende a 143,9 millones de euros, recogiendo uno de los compromisos recientemente asumidos por el Ministerio de Fomento ante la Generalidad.

El proyecto consiste en una nueva autovía de acceso al Puerto de Barcelona por el sur, de diez kilómetros de longitud y exclusiva para camiones, que está coordinado con el nuevo acceso ferroviario, con el que comparte una parte del trazado, y que prevé una inversión adicional de 108 millones de euros.

Según el Gobierno, "se trata de un proyecto de gran complejidad técnica por situarse en un entorno fuertemente urbanizado", que consistirá en tres actuaciones: "un aumento de capacidad de la Ronda Litoral mediante un nuevo carril en ambas calzadas desde el paso superior en la autovía A-2 hasta el nuevo enlace de Hospitalet; una autovía con dos calzadas de dos carriles por sentido, entre este enlace y el cruce con la autovía C-31; y desde el cruce con la autovía C-31, un importante viaducto para albergar ambas calzadas y salvar la Zona Franca del puerto en la margen izquierda del Llobregat".

Mejoras en las carreteras de Gerona

Por otra parte, el Ejecutivo también ha aprobado obras para la ejecución de un nuevo tramo de la autovía A-2 en Gerona, concretamente, 2,7 kilómetros entre Maçanet de la Selva y Sils, con un coste de 25,9 millones de euros.

Y ha decidido destinar 13,9 millones de euros para una actuación de aumento de la capacidad del tramo Medinyá-Orriols, también en Gerona, de la carretera N-II, lo que supondrá convertirla en carretera de doble calzada.