Alegan que su candidato a presidir la Comisión Europea es diferente

El sector radical de CDC presiona para romper con UDC de cara a las europeas

Homs apuesta abiertamente por pactar una candidatura conjunta con ERC para las elecciones de mayo, mientras sus seguidores se están movilizando para dehacerse de UDC, una ruptura que consideran inevitable y que prefieren que se produzca cuanto antes, mejor. Estos argumentan que CDC y UDC forman parte de grupos diferentes en la Eurocámara -y, por tanto, apoyan a diferentes candidatos a presidir la Comisión Europea-, sin embargo, eso también ocurre respecto a ERC.

2 min
El portavoz de la Generalidad, consejero de la Presidencia y dirigente de CDC, Francesc Homs
Alejandro Tercero
Lunes, 2.12.2013 12:30

Las aguas siguen revueltas en el matrimonio CDC-UDC. Por una parte, el consejero de la Presidencia de la Generalidad y dirigente de CDC, Francesc Homs, insiste reclamar la formación de una "candidatura de país" de cara a las elecciones europeas de mayo próximo, lo que se traduce como una alianza electoral con ERC (que ya han movido ficha) para disimular la pérdida de votos que vaticinan todas las encuestas.

Por otra, y según ha podido saber CRÓNICA GLOBAL de fuentes de la propia CDC, militantes del sector independentista más radical están llevando a cabo una campaña interna para que CDC no se presente con UDC en las europeas. El argumento formal que esgrimen es que ambos partidos apoyan a candidatos diferentes para presidir la Comisión Europea. Cabe recordar que los convergentes están integrados en el Grupo Liberal, mientras que los democristianos forman parte del Grupo Popular.

Sin embargo, este argumento no deja de ser retórico, puesto que ERC también forma parte de otro grupo (el de los Verdes/Alianza Libre Europea), por lo que la alianza con los de Junqueras también les haría incurrir en la contradicción esgrimida para el caso de UDC. Y si se repite la coalición con el PNV (integrado en el Grupo Liberal), se daría la misma incoherencia.

En cualquier caso, todo apunta que las eternas discrepancias entre CDC y UDC, lejos de apaciguarse, se mantienen activas, y en el seno de la formación nacionalista son muchos los que acarician la idea de deshacerse de los democristianos convencidos de que estos fracasarían electoralmente.

Estos sectores están convencidos de que la ruptura de la federación de CiU se ha de producir, sí o sí, de cara a las elecciones autonómicas -se celebren antes o después- para evitar que los diputados autonómicos de UDC -también llamados despectivamente unionistas, dentro de CDC- votaran en contra de una hipotética declaración unilateral de independencia. Por ello, consideran que, cuanto antes se produzca la ruptura, mejor. 

Comentar