Revista de prensa

"España ya no nos roba", según los asesores de Artur Mas

El Mundo da cuenta del milagro: los independentistas ya no hablarán del expolio fiscal. El País advierte que Margallo distribuye un dossier contra la independencia. Rajoy mitineará en Barcelona.

5 min
Pablo Planas
Lunes, 30.12.2013 09:36

Según El Mundo, el Consejo Asesor para la Transición Nacional (catalana) ha pedido a Artur Mas que pare ya con el temita de que España nos roba (a los catalanes), puesto que hay un grave riesgo de confundir el patriotismo (catalanista) con los affaires del bolsillo. El viejo tópico que Rahola y los asesores del president pretenden desterrar del discurso nacionalista para 2014. Firma la información Germán González y arranca desde lo alto de la portada con el siguiente titular: "Sus asesores piden a Mas que no recurra al 'España nos roba'". También nos explica Germán González que "proponen dar a los 'casals' más dinero para que los catalanes en el extranjero fomenten la independencia". Está bien. Santiago González se sorprende en su artículo, que encabeza con la constatación de "No nos roban, era broma". Escribe: "Ellos piden libertad 'sin ninguna hostilidad respecto al Estado español' y se temen que expresiones del tipo 'Espanya ens roba' son doblemente inconvenientes. Los independentistas podríamos parecer insolidarios a los ojos de la UE: ¡Los impuestos para quien los evade! Esto viene a ser así, ya explicó Boadella el principio universal de que cuando alguien pide rancho aparte es para comer más que lo demás".

El expediente catalán en La Vanguardia -cuyos columnistas siguen con los brazos caídos a la espera de las decisiones de Godó y Carol- consta en la página 15: "Rajoy abrirá una convención para frenar la independencia". Tiemblan los independentistas y Mas y Junqueras preparan planes de contingencia. ¡Rajoy en Barcelona! Impresionante. Alicia Sánchez-Camacho destaca que "Ciudadanos, por mucho que crezca, no solucionará 'el problema de Cataluña' y el PP sí". No hay más que verlo. Sin embargo, la magna convención popular no es el tema principal de la portada del diario vanguardista. Como la mayoría, aborda la cuestión de la nota de los presos de ETA el día de los Santos Inocentes. O sea, la grossen inocentada que el Gobierno ha encajado con dos caras: la A, de alivio, y la B, de que el Gobierno "no moverá ficha" (según la expresión del portadista de La Vanguardia) hasta que ETA se desarme.

Más punzante se muestra La Vanguardia en los vericuetos de la religiosidad a la catalana. "Simbólico gesto del Papa en favor de la Iglesia catalana", titulan también en portada. "Iglesia catalana", sugestiva subdivisión de la sustancia universal de la Iglesia. El asunto se resume así: "El Papa Francisco dirigió ayer un explícito saludo a los fieles congregados en la Sagrada Familia con ocasión de la festividad homónima. En Madrid y bajo la presidencia del cardenal Rouco (...) se celebró una reunión sólo citada por Francisco al final de su alocución". En el "proceso", las sotanas blaugranes ganan por uno a cero a las negras madrileñas, tan carcas y ortodoxas.

El País abre su portada como El Mundo, con el caso catalán que no cesa. Más madera contra el separatismo catalán. Tremenda ofensiva y título a cuatro columnas bajo la cabecera prisáica: "Margallo moviliza a la diplomacia contra el 'separatismo' catalán". Se remueve inquieto en su poltrona Mas. Margallo, nada menos, y sus embajadores, contra el separatismo catalán. Cuenta Miguel González, signante de la información, que el Ministerio de Exteriores ha enviado a todas las legaciones un "manual de uso" de 210 páginas con argumentos contra la secesión. Vamos, que entre la convención con Rajoy en Barcelona y este dossier Margallo, el independentismo se precipita al fracaso. Sí, sí.

Menos razones para el optimismo exhibe Francesc de Carreras en la página noble de El País. "Cataluña, la espiral del silencio", titula su pieza, en la que dice:

"En Cataluña, durante más de treinta años, ha habido y hay miedo a la soledad y a la exclusión. Miedo en las personas, en los grupos y en los partidos políticos. El nacionalismo ha dominado la escena y ha excluido, cuidando de que no se notase, las voces críticas. Los callados, para justificarse, se van pasando al independentismo que creen está a punto de triunfar. Es la espiral del silencio. Frente a esta realidad, alguien con autoridad, en Cataluña y en España, debería superar el miedo y empezar a hablar".

Pues sí, pero eso ya será, de ser, en 2014.

En la trinchera soberanista, el diario Ara se acoge al asunto de los presos vascos para titular que "400 presos de ETA podrían salir libres en dos años". En El Punt Avui se dedican a los socorridos resúmenes del año con una selección de quince personajes destacados del año: Mas, Muriel Casals, Carme Forcadell, el Papa Francisco, Ada Colau, Snowden, Merkel, los hermanos Roca (cocineros), Berlusconi y Bárcenas. Dejan fuera a Oriol Junqueras y a Sor Teresa Forcades. Imperdonable.

Abc y La Razón dedican sus portadas y sus mejores esfuerzos a la misa de Rouco en Madrid. "El don de la vida ha de ser inviolable", les dijo Rouco, según el diario monárquico, a las familias en relación al aborto. En el diario de Planeta titulan: "La familia es un bien inviolable", pero el titular principal de la portada es para la carta de los presos de ETA, la "inocentada", que dicen las víctimas. "ETA tiene material explosivo para quince coches bomba", alertan en el periódico de Marhuenda en relación al siguiente paso de la banda, que debería ser el desarme.

Es el penúltimo día del año. Ya queda nada. 2014 será distinto.

Comentar