Pide un cambio de la Constitución

Frutos alerta contra la "reinvención de la historia" en Cataluña

El ex líder de IU carga contra el "victimismo 'histórico'" y el "memorial de agravios del 'oprimido' contra el 'opresor'". Cree que la secesión de Cataluña sería especialmente perjudicial para los trabajadores. Y considera que los argumentos independentistas están "en otro mundo".

2 min
Francisco Frutos, ex secretario general del PCE
Redacción
Lunes, 30.12.2013 20:03

El ex secretario general de Izquierda Unida Francisco Frutos advierte de que el independentismo catalán está recurriendo a un "victimismo" que se basa en una "reinvención de la historia". Y añade que es "peligroso" cambiar un mundo "real" por la recreación de uno "ficticio".

Frutos, en un artículo que publica la revista Temas, ligada al ex vicepresidente del Gobierno y ex número 2 del PSOE Alfonso Guerra, y preguntado por el desafío independentista y las experiencias históricas relacionadas, opina que "la realidad 'histórica'" está "mediatizada por lo que no se ha acabado de hacer en la más reciente". Y añade que esto "ha permitido un victimismo 'histórico' basado en una reinvención de la historia".

Frutos también lamenta que "el memorial de agravios del 'oprimido' contra el 'opresor', bien orquestado en un momento de aguda crisis económica y social, consigue un amplio apoyo social". Y critica que los argumentos independentistas están "en otro mundo" que no es el real.

Sobre este punto, Frutos se refiere al eslogan independentista "Catalunya, nou estat d'Europa". Y concluye: "Me parece peligroso recrear un mundo ficticio para sustituir al real. Cuando la razón se duerme nacen monstruos".

La secesión, mala para los trabajadores

Frutos también opina sobre las consecuencias económicas de una hipotética secesión de Cataluña, que ve negativas "incluso desde un punto de vista estrictamente económico y financiero". Pero que aun considera más negativas "desde la perspectiva de los intereses colectivos", porque pueden "fragmentar aún más lo que ya está fragmentado a causa de los cambios tecnológicos y su repercusión en la composición de la clase trabajadora".

Sobre las posibles respuestas al desafío independentista, Frrutos lo ve claro: "no hay otro camino que el diálogo y el acuerdo político para ofrecer una solución que enfrente y solucione los problemas":

"Yo no veo tan difícil una armonización entre las diferentes posiciones en lo que respecta a como organizar el Estado y modificar la Constitución en tal sentido".

Comentar