Ve "inconvenientes graves"

La CUP quiere "reformular" las dos preguntas del referéndum

Posibles problemas para las dos preguntas de la consulta secesionista. La CUP encuentra "graves lagunas" y quiere reformularlas. La decisión final del partido sobre las preguntas no se tomará hasta una asamblea este sábado.

3 min
El diputado autonómico de la CUP Quim Arrufat
Redacción
Martes, 17.12.2013 21:10

Cuando todavía no han pasado ni cinco días desde que los partidos catalanes que defienden un referéndum independentista plantearan fecha y dos preguntas para esta hipotética consulta -de improbable celebración-, las disensiones entre ellos empiezan a ser patentes. Sobre todo, por parte de los más abiertamente independentistas. Después de que se haya evidenciado la manifiesta incomodidad de ERC con las dos preguntas, ahora es la CUP quién critica dos "grandes lagunas" en estas. Avisan que trabajarán para "revertirlas".

El diputado autonómico de la CUP Quim Arrufat, en rueda de prensa en el Parlamento autonómico, ha explicado que, a juicio de su formación, las dos preguntas para el hipotético referéndum presentan dos "inconvenientes graves" que la CUP se propone "revertir en las próximas semanas o, si hace falta, meses".

Después de proclamar que la CUP no quiere "dar ninguna excusa a nadie" para que les puedan "culpar" de parar el "proceso", y de reiterar que el partido sigue "al pie del cañón" con la consulta, Arrufat ha lamentado sus "dos grandes lagunas".

En primer lugar, la CUP considera que las dos preguntas encadenadas hacen difícil establecer los "porcentajes claros y clarificadores que delimiten cuándo se ha votado por la independencia y cuándo no". Como escenario problemático concreto, ha planteado el caso -plausible- que el 'sí' ganara ampliamente en las dos preguntas de la hipotética pregunta, pero que el voto a favor de la independencia -'sí' a las dos preguntas- "no cuente con el número suficiente de votantes" -aludiendo a la posibilidad que no lleguen al 50% más uno de los votos-.

"Queremos saber qué es un Estado no independiente"

En segundo lugar, el partido tiene un problema con "la definición de la palabra Estado", que aparece en la primera pregunta, porque "sólo sabemos que no será independiente, porque esto es la segunda pregunta, por lo tanto, queremos saber qué es un Estado no independiente".

De estas indefiniciones, la CUP critica que "traspasan el poder de decisión de la sociedad a la interpretación posterior y a la negociación que hagan los partidos con el Gobierno del Estado". Por lo tanto, Arrufat ha explicado que "intentaremos revertir" la situación, por la vía de "reformular" las dos preguntas, de forma que "el resultado no sea reinterpretable por los partidos".

Las palabras de Arrufat podrían ser el anuncio de nuevas dificultades para las dos preguntas pactadas por los partidos favorables al referéndum independentista. En todo caso, la situación no se acabará de clarificar hasta este sábado, después de la asamblea de la CUP en Sant Pere de Ribes (Barcelona) que tiene que ratificar o no el acuerdo de la formación a las dos preguntas.

Comentar