Por obstrucción a la justicia y coacciones

La jueza imputa a un décimo mosso d'esquadra por el 'caso Raval'

La instructora considera que una agente de la policía autonómica podría haber cometido obstrucción a la justicia y coacciones. La mossa preguntó a una vecina si había hecho fotos de la detención de Juan Andrés Benítez, que murió a continuación. La vecina borró las fotos.

2 min
Momento en que varios mossos reducen al empresario Juan Andrés Benítez
Redacción
Miércoles, 4.12.2013 17:08

El Juzgado de Instrucción número 20 de Barcelona, encargado del caso Raval, en que el empresario del Gayxample Juan Andrés Benítez murió después de ser detenido, inmovilizado y golpeado repetidamente por agentes de los Mossos d'Esquadra, ha decidido imputar un nuevo policía autonómico. Se trata de una mossa que subió a casa de una vecina para pedirle por las fotos que había hecho de la detención mortal de Benítez.

Según el testimonio de esta vecina, inmediatamente después de los hechos, la mossa ahora imputada llamó  a su puerta y le preguntó si había hecho fotos de la detención de Benítez. La vecina, que en efecto había tomado fotos, las eliminó posteriormente.

Según aseguró la vecina a la juez, la agente de los Mossos no la conminó en ningún momento a borrar las fotos, pero tampoco la disuadió de hacerlo. Por todo ello, la juez del caso considera que la mossa podría haber cometido los delitos de obstrucción a la justicia y de coacciones. La agente tendrá que declarar el próximo lunes, día 9, a las 11 de la mañana.

Diez mossos imputados

Con esta mossa, ya son diez los agentes de la policía autonómica imputados por el caso. Ocho de los mossos fueron imputados en un primer momento, por "un delito contra la vida, otro contra la integridad moral y otro contra la integridad física, obstrucción a la justicia y coacciones". Un noveno mosso fue imputado posteriormente por un delito de obstrucción a la justicia, por limpiar el charco de sangre de Benítez que quedó en el suelo después de su detención.

Este lunes se hizo pública la autopsia ampliada del cuerpo de Benítez, que concluye que es "imposible" determinar exactamente una sola causa del paro cardiaco que le costó la vida. Según esta, las tres causas posibles son un "estado anterior patológico en forma de enfermedad cardíaca (Wolf-Parkinson-White)", el "consumo de cocaína", o bien "politraumatismos y contención", es decir, la actuación de los Mossos.

Comentar