Los críticos a Navarro y a la dirección vuelven a llevar el mal ambiente al PSC

Los críticos nacionalistas del PSC vuelven a levantar la cabeza, a propósito de las dos preguntas pactadas del improbable referéndum. Según El País, los diputados díscolos podrían volver a romper la disciplina de voto en el Parlamento autonómico. Navarro estaría obligado a expulsarlos.

3 min
Elena, Geli, Ros, Ventura y Martínez-Sampere atienden a los medios poco después de romper la disciplina de partido en la votación sobre la declaración secesionista presentada por CiU, ERC e ICV-EUiA en el Parlamento autonómico en enero de 2013
Redacción
Sábado, 14.12.2013 12:31

El PSC parecía haber cortado su crisis interna en el último Consejo Nacional, cuando la mayoría cerró filas con las tesis de la dirección y dejó al sector crítico nacionalista en un exiguo 13,27% del apoyo interno. Entonces, el partido decidió no apoyar la pretensión de las formaciones favorables al llamado "derecho a decidir" -CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP- de llevar al Congreso la petición de celebrar un referéndum independentista en Cataluña.

Pero una vez estas mismas formaciones han fijado sus dos preguntas para este hipotético referéndum, el sector crítico minoritario ha vuelto a alzar la voz internamente. Según publica este sábado El País, los sectores críticos nacionalistas consideran que las dos preguntas incluyen la opción federalista que defiende el PSC, por lo cual el partido tendría que apoyar el hipotético referéndum -de improbable celebración-.

En este sentido, y según esta información, diputados díscolos como el alcalde de Lleida, Àngel Ros, y la ex consejera Marina Geli, que ya rompieron la disciplina de voto en enero en al Parlamento autonómico, negándose a rechazar la declaración de soberanía, estarían planteándose "repetir la operación". Lo que podría obligar a la dirección a expulsarlos del PSC.

Este nuevo episodio se podría producir en el pleno del Parlamento autonómico que tiene que votar -y, con toda seguridad, aprobará- elevar al Congreso la petición de celebrar el referéndum independentista, de acuerdo con las dos preguntas pactadas por CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP. El texto que se votará incluye un guiño al PSC, cuando indica que este referéndum se llevará a cabo "a partir de los términos que se acuerden con el Gobierno del Estado", como ha defendido últimamente el líder de los socialistas catalanes, Pere Navarro.

El PSC votará contra la petición de celebrar el referéndum

Así lo ha anunciado este sábado, desde los micrófonos de Catalunya Ràdio, el portavoz parlamentario del PSC, Maurici Lucena. También ha reiterado que la única vía para poder celebrar la consulta es llegar antes a un pacto entre la Generalitat y el Gobierno, y que apuestas unilaterales como la de CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP restan "las posibilidades de que en el futuro se pueda hacer de verdad la consulta".

Las declaraciones de Lucena van en la línea de la primera valoración de Navarro sobre las dos preguntas, cuando dijo que la consulta está "condenada al fracaso", al ser una acción "unilateral" y no acordada con el Gobierno. Navarro también insistió en que la apuesta de CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP "imposibilita de hecho cualquier diálogo" sobre una posible consulta legal en el futuro y, opinó que "vacía de contenido y liquida políticamente" la comisión parlamentaria sobre el "derecho a decidir".

Unas palabras que se transformaron en hechos el viernes, cuando presentó un escrito a la presidenta del Parlamento autonómico, Núria de Gispert, en que la instaba a dejar sin efecto la comisión del "derecho de decidir". También según el diario del grupo Prisa, Navarro está decidido a reunirse con los diputados díscolos. Pero no para negociar nada, sino para recordarles la votación del último Consejo Nacional, que los situó en clara minoría.

Comentar