Los ponentes del simposio "España contra Cataluña" evitan dar la cara

Más de una docena de los ponentes de las polémicas jornadas avaladas por la Generalidad y por el Instituto de Estudios Catalanes rehúyen participar en un debate radiofónico con el historiador Joaquim Coll en la Cadena SER.

2 min
Díptico promocional del simposio "España contra Cataluña: una mirada histórica (1714-2014)", organizado por la Generalidad y por el Instituto de Estudios Catalanes
Redacción
Miércoles, 11.12.2013 18:44

"Incomparecencia del adversario". Con estas palabras explicaba en su cuenta de Twitter el historiador, impulsor de Federalistes d'Esquerres y colaborador de CRÓNICA GLOBAL Joaquim Coll la situación vivida este miércoles.

Coll estaba invitado a participar a primera hora de esta tarde en la Cadena SER en un debate sobre el polémico simposio "España contra Cataluña", organizado por el Centro de Historia Contemporánea de Cataluña (CHCC) -dependiente de la Generalidad- y por la Sociedad Catalana de Estudios Históricos (SCEH) -filial del Instituto de Estudios Catalanes-.

Estaba previsto que su contrincante en el debate fuese el historiador Josep Maria Solé i Sabaté, uno de los ponentes en el controvertido simposio -su conferencia se titula "Entre la autonomía y la reacción uniformizadora: siglo XX-XXI"-.

Solé i Sabaté, miembro de la Comisión de Conmemoraciones de la Generalidad, es un conocido activista independentista, defensor de la teoría de que "los poderes fácticos del Estado español" intentan llevar a cabo "un genocidio cultural" contra Cataluña, orquestado por un supuesto "nacionalismo español agresivo, de origen violento, anclado en siglos de persistencia que usa el poder intimidador del Estado".

Finalmente, Solé i Sabaté no ha podido asistir al debate. Sin embargo, lo sorprendente es que más de una docena de los ponentes del simposio con los que se han puesto en contacto han declinado -por una u otra razón- intervenir en el debate.

El propio Carles Francino, presentador del programa, lo ha recogido en antena:

"Llevamos 24 horas intentando montar un cara a cara con este asunto: dos personas con visiones distintas de esta realidad que mantuvieran un debate en La Ventana. No lo hemos conseguido, y les puedo asegurar que hemos hablado con más de una docena de los ponentes que van a intervenir en este simposio que comienza mañana. Alguno ha dicho explícitamente que no quería debatir. Lo hemos intentado por la vía de historiadores con perfiles distintos; unos decían que sí, pero entonces otros decían que no. Esto es un reflejo de lo que está pasando ahora mismo. Es muy difícil dialogar ahora".

Comentar