Ortega: "El autogobierno no cuesta dinero"

La vicepresidenta de la Generalidad se reúne con portavoces de los siete grupos del Parlamento autonómico para buscar un "frente común" contra el informe de la CORA del Gobierno, que aboga por simplificar la administración pública. Como era previsible, no habrá "frente común". ERC y la CUP, además, proponen la "desobediencia" ante un documento que no es de obligado cumplimiento.

3 min
Joana Ortega, en un acto de la Generalidad, en 2012
Daniel Tercero
Lunes, 9.12.2013 20:36

Una reunión que ha servido para poco. Portavoces de los siete grupos del Parlamento autonómico se han reunido, este lunes por la tarde, con Joana Ortega, vicepresidenta de la Generalidad, en la sede de la Consejería de Gobernación y Relaciones Institucionales. Tras 45 minutos de reunión, Ortega solo ha repetido lo que ya anunció Francesc Homs el pasado martes.

Ortega había convocado a los grupos parlamentarios para comentar el informe de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA), un documento de 730 páginas que afecta a todos los niveles de la administración en España y señala las duplicidades. El objetivo de la reunión era el de conseguir un frente común contra el Gobierno.

Sin embargo, tal y como han confirmado, tras la reunión, los distintos grupos parlamentarios, ni se ha llevado a cabo una votación ni se ha puesto en común ningún texto. De hecho, según han confirmado a CRÓNICA GLOBAL varios asistentes al encuentro, Ortega ha llegado a manifestar que "el autogobierno no cuesta dinero", por lo que no eliminará ningún organismo propuesto, y ha cargado duramente contra el Gobierno.

La vicepresidenta autonómica ha reconocido, eso sí, que ha entablado un "diálogo" con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría (PP), y que volverá a convocar a los siete grupos del Parlamento autonómico, en el plazo de un mes, para exponerles cómo está desarrollándose el intercambio de opiniones.

ERC y la CUP, por "la desobediencia"

Los portavoces de CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y la CUP -en la línea de Ortega- han considerado que el informe de la CORA es un ataque al "autogobierno" de la Generalidad de Cataluña. ERC y la CUP, además, han avanzado que, si de ellos dependiese, practicarían la "desobediencia" a las prescripciones que se indican en el documento.

El informe, pese a todo, no es de obligado cumplimiento, en tanto que recoge un listado de organismos autonómicos que -o bien no tienen funciones reales ejecutivas ni competenciales o bien hay un organismo a nivel nacional que ya hace esa misma función- tal y como está la legislación solo pueden ser modificados por el Parlamento autonómico.

Aun así, los partidos citados se han posicionado en contra de realizar mejoras en la simplificación de la administración pública en la línea de lo señalado en el documento. Sí se han mostrado a favor de analizar lo apuntado en el informe de la CORA PP y Ciudadanos, con matices.

Los primeros apuestan por "reducir gasto y mejorar la eficiencia"; y los segundos han defendido que cada servicio público tenga solo una administración pública detrás. Tanto populares como liberal-progresistas han rechazado formar un frente común contra el Gobierno.

Comentar