Menos fraude, menos deducciones y nuevos tributos

Plan de ICV-EUiA para que la Generalidad recaude 2.000 millones más al año

Los ecosocialistas piden aumentar los impuestos de Sucesiones y Patrimonio, reducir deducciones, crear impuestos medioambientales y reducir el fraude fiscal.

2 min
Los ecosocialistas Josep Vendrell y Joan Mena, en rueda de prensa en el Parlamento autonómico
Redacción
Martes, 10.12.2013 18:23

El grupo de ICV-EUiA en el Parlamento autonómico ha presentado este martes una batería de propuestas para aumentar la recaudación de impuestos de la Generalidad. Un reforma fiscal con la que los ecosocialistas pretenden adelantar a ERC por la izquierda, recogiendo alguna de las medidas que planteaba el pacto de estabilidad ERC-CiU pero que no se han aplicado finalmente, e incorporando otras.

Las propuestas fiscales de los ecosocialistas, en forma de un centenar de enmiendas a la Ley de Medidas Fiscales Administrativas, Financieras, y del Sector Público las han presentado el portavoz adjunto del grupo de ICV-EUiA en el Parlamento autonómico, Joan Mena (EUiA), y el representante ecosocialista en la Comisión de Economía de la Cámara autonómica, Josep Vendrell (ICV), en rueda de prensa este martes. Los dos han concretado que el aumento de la recaudación sería de 2.071 millones de euros anuales. E incluso han hecho el desglose.

La propuesta de ICV-EUiA pasa en primer lugar por ampliar la base recaudatoria de los polémicos impuestos de Sucesiones y de Patrimonio, prácticamente eliminados por el Gobierno autonómico de Artur Mas al inicio de su primera legislatura, y recuperado el primero de ellos a partir del 2014 por imposición de ERC. Según los ecosocialistas, con este concepto se recaudarían 505 millones de euros extra, 460 por Sucesiones y 45 por Patrimonio.

Reducir un 10% el fraude fiscal

ICV-EUiA propone igualmente una serie de beneficios y deducciones fiscales, cosa que, según calculan, reportaría 226 millones adicionales. La formación también propone tributos contemplados -pero no aplicados- en el acuerdo CiU-ERC, como uno a las bebidas azucaradas, y otros nuevos impuestos, incluyendo medioambientales. Esto supondría unos 271 millones extra.

Con estos tres conceptos, la suma del teórico incremento de la recaudación es de 1.002 millones de euros, menos de la mitad del total que contempla ICV-EUiA. La cifra restante se obtendía con una mayor lucha contra el fraude fiscal, hasta reducirlo en un 10%. Según los ecosocialistas, esto supondría un incremento de la recaudación de 1.070 millones, más de la mitad del total de sus propuestas.