Resacón antes de la fiesta de doce horas de Bibiana Ballbè en el Arts Santa Mónica

La polémica periodista invitó a numerosas personalidades del mundo del arte a una fiesta non stop en el Arts Santa Mónica. La Consejería de Cultura, según La Vanguardia, ha censurado a Ballbè y señala que se extralimitó en sus funciones y pudo dar "una imagen de descontrol al centro".

4 min
Bibiana Ballbè
Redacción
Jueves, 5.12.2013 17:12

El diario La Vanguardia ha dedicado especial atención a la periodista Bibiana Ballbè, productora en TV3 y columnista del Ara, por enviar un correo electrónico a diferentes personalidades del mundo del arte para asistir a una fiesta non stop de doce horas de duración en el centro cultural Arts Santa Mónica, dependiente de la Generalidad.

El rotativo le ha dedicado un ‘semáforo rojo’ y un contundente artículo en el que se recogen declaraciones del director general de Creación y Empresas Culturales de la Generalidad, Jordi Sellas, que la acusa de "extralimitarse en sus funciones" y de "dar una imagen de descontrol que es falsa y proyecta una sombra de duda sobre el proyecto". La presentadora se encarga de un programa televisivo del centro que se tendría que emitir a partir del próximo enero en el Canal 33.

Se recoge en la nota citas del texto de la invitación de la fiesta: darían a conocer a los creadores del ayer ("desde un Antoni Miró hasta un Antoni Gaudí"), los de hoy ("desde un Mario Eskenazi hasta un Toni Segarra, un Biel Capllonch o un Juli Capella", decía) y los del ahora, grandes protagonistas del acto, "el nervio de la creatividad actual. Disruptivos. Rompedores. De aquí, o de fuera pero con vinculación al país. Con fuerte proyección en su propia comunidad. Influyentes. Con proyectos sólidos a la vista. En la cresta de la ola"... Oh, yeah!.

Algunos de los aludidos, como David Bestué, se ha sentido ofendido "porque en este mail se me ha etiquetado como creador del 'ahora' y, lamentablemente, ni quiero ser disruptivo, rompedor, ni influir ni tener ningún proyecto sólido ni estar en 'la cresta de la ola'", según recoge la noticia.

Una visión de la cultura frívola, la de la presentadora, de la que también se ha hecho eco otros artículos anteriores como el de Joan A. Minguet, presidente de la Asociación Catalana de Críticos de Arte, con "Bibiana Ballbè como un síntoma, ¿la cultura de la risotada?".

El Arts Santa Mónica es un centro de arte barcelones que ha sufrido un reciente cambio de dirección. Después de ser destituido su director, Vicenç Altaió, la historiadora Conxita Oliver le ha sustituido provisionalmente -en dos años se convocará una plaza-. En la rueda de prensa de presentación de la nueva etapa del centro del pasado mes de noviembre, el consejero de Cultura, Ferran Mascarell, aseguró que "al mundo cultural y la creatividad lo que le hace falta es más difusión y comunicación" y, para suplir esta carencia, el Arts Santa Mónica tendría su propio programa de televisión, 'TT', dirigido y conducido por la citada Ballbé y que recogería experiencias de los creadores, el making off de las muestras y vídeos diarios. Cosa rara en los tiempos que corren, el centro aumentó su presupuesto en 900.000 euros para 2014 con un total de 3,1 millones de euros en total.

A tiros con la Corona

Bibiana Ballbé ya se ha encontrado anteriormente envuelta en la polémica. Cuando presentaba el programa 'Bestiari il·lustrat' en TV3, en una entrevista al escritor Jair Domínguez emitida en octubre del 2012, instó al invitado a disparar a unos carteles que representaban al Rey, a Salvador Sostres, a Fèlix Millet y al príncipe Carlos del Reino Unido.

Esta emisión, titulada 'Palabras que matan', le costó el cargo a la directora del programa, Mai Balaguer, y TV3 tuvo que reconocer que las imágenes atentaban "contra los principios éticos y democráticos", y lamentar que "hayan podido herir la sensibilidad de las personas e instituciones aludidas, como la Monarquía", subrayando que rechazaba "cualquier alusión a la violencia".

El programa fue retirado de la web de la cadena autonómica y el resto de capítulos de la temporada fueron congelados. Tanto Ballbé como Jair Domínguez declararon ante el juez después que el magistrado de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ordenase que se les tomase declaración tras una denuncia de Manos Limpias.