Rivera plantea un gobierno "alternativo al separatismo" en Cataluña con PP y PSOE

El líder de la formación naranja denuncia la "irresponsabilidad" del presidente de la Generalidad, Artur Mas, por conducir a los catalanes a un "callejón sin salida" y "querer cargarse España". Como respuesta, plantea un "gobierno de convivencia" entre los partidos no independentistas como opción "menos mala" ante la actual CiU y ante una Generalidad en manos de Junqueras, "el de las hueglas de una semana".

3 min
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera
Redacción / Agencias
Viernes, 13.12.2013 14:47

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha propuesto este viernes un "gobierno de convivencia" con PP y PSOE como mejor "alternativa al separatismo" del resto de partidos catalanes, básicamente porque "la CiU que quiere cargarse España no puede seguir marcando la agenda política", y ha pedido a Rajoy que "se niegue al referéndum y plantee un proyecto común de vertebración de España".

Tras el anuncio de este jueves de un acuerdo entre los partidos soberanistas que fija preguntas y fecha para el hipotético referéndum, el líder de la formación naranja ha solicitado una reunión con el PP y el PSOE para hablar de pactos de futuro en Cataluña. Es la opción "menos mala", ha asegurado, para garantizar la "convivencia", y la "unidad".

Pese a haber admitido desacuerdos con ambas formaciones, Rivera ha defendido que "estoy más de acuerdo con ellos en la estabilidad política de Cataluña, que con las CUP o la actual Convergència". "Cualquier opción es buena ante un futuro Gobierno de Junqueras", ha remachado, "el de las huelgas de una semana".

"A problemas comunes", declara Rivera, "Ciudadanos propone soluciones comunes". E insiste en que "la crisis económica no se acabará con la salida de Cataluña de España y de la Unión Europea. [...] Con una Cataluña independiente no se acabarán los problemas de paro, el fracaso escolar ni las dificultades económicas como dicen algunos en sus programas".

"Mas sabe que esta consulta no se hará"

"La consulta es el fin de la carrera política de Mas, lo convertirá en el Ibarretxe catalán". En estos términos se ha dirigido Rivera al presidente de la Generalidad, Artur Mas (CiU), de quien ha sugerido la existencia de un plan B para el 9 de noviembre de 2014, puesto que "en el fondo sabe que no puede convocar" un referéndum independentista ni en esa ni en niguna otra fecha.

El dirigente liberal-progresista ha insistido en que su formación persigue "hablar con normalidad con estos partidos", "si nos dejan", ha apostillado. En cualquier caso, está convencido de que "la CiU que quiere cargarse España no puede seguir marcando la agenda política". "El contexto en el que se hace este anuncio" de la fecha y las preguntas de un eventual referéndum, es, según Rivera, "la Cataluña que tiene más de 60.000 millones de deuda con un rescate financiero, con casos de corrupción abiertos y problemas en partidos políticos sin abordar".

Por ello acusa a Mas de "irresponsable y de fracturar a la sociedad catalana dividiéndola en dos bandos". Para el líder de Ciudadanos, "Mas nos está llevando a un callejón sin salida". "Sabemos que no podrá convocar un referéndum que decida sobre la soberanía española", ha insistido Rivera, "porque la soberanía nacional de España reside en el conjunto de los españoles, tal como dice el artículo 1 de la Constitución".