Siguen sin encontrar un "censo propio" para celebrar el referéndum independentista

Los promotores de la consulta secesionista procuran sortear obstáculo tras obstáculo, y ahora valoran qué opciones tendrían para elaborar un censo con eventuales participantes en el referéndum, de improbable celebración. La apuesta del Gobierno autonómico es el registro del Idescat, si bien no está claro que eso garantice la protección de datos personales.

2 min
Representantes del Gobierno autonómico, CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP, durante la rueda de prensa de diciembre de 2013 en que anunciaron la fecha y las preguntas pactadas para celebrar un referéndum independentista en Cataluña
Redacción / Agencias
Jueves, 19.12.2013 13:58

La Generalidad estudia la posibilidad de emplear la base de datos del registro del Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat, dependiente de la propia Administración autonómica) para elaborar un "censo propio" en el que podrían inscribirse los catalanes que viven en el extranjero pero no, salvo nueva maniobra, los catalanes empadronados en el resto de España (como ya sucede en las elecciones autonómicas).

Los promotores del hipotético referéndum continúan probando fórmulas para generar un censo que les permita esquivar la -legítima- supervisión del Gobierno en cuanto a los eventuales participantes del mismo. Pero, de momento, no hay ninguna solución decidida.

Hasta la fecha, la comisión parlamentaria empeñada en formular una Ley de Consultas ha podido alcanzar un "principio de acuerdo". Sin embargo, ninguna de las formaciones políticas que suscriben el acuerdo -CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP- quiere ir más allá, puesto que, en virtud de la Ley Orgánica de Protección de Datos, podría incurrirse en un uso fraudulento de los datos personales que vulneraría dicha ley.

Los catalanes censados en el resto de España no votarían

De todos modos, el Ejecutivo de Artur Mas (CiU) cuenta con el acceso al padrón del Idescat y con un sistema de gestión continua y digitalizado, y por ello insiste en que esta es la mejor de las alternativas, habida cuenta de la más que probable negativa del Gobierno a permitir el uso particularista del censo electoral de toda España.

También está descartado el recurso al padrón de los ayuntamientos, pues no todos los consistorios catalanes están dominados por las fuerzas políticas que apoyan el referéndum independentista, y estas podrían encontrarse con la oposición de PSC o PP, según sea el caso.

Con todo, la Generalidad no descarta realizar una suerte de censo propio con los ciudadanos que viven en Cataluña y en el extranjero, pero, dada la oposición frontal del Gobierno a cualquier paso dado en esa dirección, no hay modo de obtener los datos de los ciudadanos catalanes que están empadronados fuera de la Comunidad y en el resto de España.

Comentar