Debate en la convención del PP

"TV3 ha llegado a extremos de puro delirio"

Alfons Quintà y Juan Carlos Girauta debaten sobre la falta de pluralismo en los medios de comunicación de la Generalidad. Ambos periodistas cuentan sus experiencias como director de la televisión autonómica y como tertuliano de Catalunya Ràdio, respectivamente, en el marco de la convención que celebra el PP en Barcelona.

2 min
Alfons Quintà, Andrea Levy, Juan Carlos Girauta y Xavier Collado durante el debate
Alejandro Tercero
Viernes, 24.01.2014 18:02

"TV3 ha llegado a extremos de purio delirio". Así se ha posicionado este viernes periodista, ex director de TV3 y colaborador de CRÓNICA GLOBAL Alfons Quintà en un debate que, con el título "Pluralismo ante el pensamiento único", ha tenido lugar en la convención que celebra el PP en Barcelona.

Quintà, que ha revelado que recibía presiones del entonces presidente de la Generalidad, Jordi Pujol, señalado que "no puede ser que en Cataluña haya dos televisones públicas militantes del chavismo y del independentismo más loco", y ha recordado que TV3 abrió hace unos días el Telenotícies con un "reportaje elogioso" sobre el vigésimo aniversario de la creación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, algo que no recogió "ni Cubavisión".

También ha criticado el alto coste que tiene la televisión de la Generalidad para el contribuyente, que "tiene más personal que el portaaviones Charles de Gaulle". En ese sentido, ha recordado que, como primer director de TV3, en 1983, su primer sueldo era de alrededor de 1.500 euros mensuales, mientras que, la actual directora de El Matí de Catalunya Ràdio, Mònica Terribas, cobra "9.000 euros semanales", y cuando era directora de TV3 recibía 209.000 euros anuales.

Según Quintà, el ex diputado autonómico del PSC Joan Ferran se quedó corto al hablar de la "costra nacionalista" de TV3.

"Una jaula invisible"

En ese mismo debate, el periodista Juan Carlos Girauta ha denunciado la "hostilidad tremenda" que vivía cuando acudía como tertuliano a Catalunya Ràdio. "No tanto por los contertulios, como por el ambiente de la propia empresas", ha indicado.

Según Girauta, había trabajadores que todas las semanas llevaban al entonces director de El Matí de Catalunya Ràdio, Manel Fuentes, multitud de quejas de los oyentes por su participación en las tertulias, al que ha calificado de "imparcial" cuando actuaba de moderador.

El periodista asegura que Fuentes impidió que abandonara ante las presiones que recibía, pero cuando supo que sería sustituido por Terribas decidió dejarlo. De Terribas ha recordado que como directora de TV3 contrató productoras de amigos suyos -por cantidades multimillonarias- que, tras su salida de la televisión de la Generalidad, le devolvieron el favor contratándola a ella.

Girauta ha explicado que "el sistema ha llegado a generar una jaula invisible pero tremenda que constriñe lo que puedes decir de forma imposible de eludir". Y ha concluido que "es muy pesado y muy complicado no caer en las garras" de los nacionalistas en Cataluña.

Comentar