"Estaré a la altura de las circunstancias"

Cañas renunciará a su escaño y a sus cargos orgánicos si el TSJC le acusa de fraude fiscal

El diputado autonómico de Ciudadanos asegura que estará "a la altura de las circunstancias", aunque insiste en que no tiene "nada que ver" con los hechos investigados. Una empresa de la que Cañas era administrador y socio pagó en 2005 una factura a una sociedad controlada por su entonces cuñado. Esta está siendo investigada por un presunto fraude fiscal. En mayo de 2013, la jueza instructora y el fiscal acordaron archivar la investigación sobre Cañas, pero la Abogacía del Estado se opuso.

3 min
Jordi Cañas, acompañado de los diputados autonómicos de Ciudadanos Carmen de Rivera y José Manuel Villegas
Redacción
Lunes, 20.01.2014 21:01

"En el caso de que el TSJC formulase una acusación sobre mi persona renunciaría a mi acta de diputado [autonómico], y si el caso se dilatase, también renunciaré a mi acta y no formaré parte de ninguna lista electoral mientras esté implicado en un proceso judicial". Así de contundente se ha mostrado el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Jordi Cañas, tras conocerse su implicación en una investigación por supuesto fraude fiscal.

En una rueda de prensa convocada dos horas y media después de que el gabinete de prensa del TSJC comunicase la admisión a trámite de la querella contra el diputado autonómico, Cañas ha asegurado que confía "plenamente en la justicia", ha mostrado su esperanza en que esta actúe con "la máxima celeridad" y ha asegurado que "cooperará" con ella en todo lo que se le pida.

"Estaré a la altura de las circunstancias", ha subrayado visiblemente emocionado, aunque ha insistido en que no tiene "nada que ver con los hechos que se están investigando" y ha augurado que su situación será archivada.

La Abogacía del Estado se opuso al archivo acordado por la jueza y la fiscalía

El caso se remonta al año 2011, cuando la fiscalía abrió una investigación a la empresa Inma & Marc Habitatges, S.L., por un supuesto fraude fiscal de 429.203,45 euros en el Impuesto de Sociedades del año 2005. Esa empresa estaba controlada por José Luis Arias Lara, entonces cuñado de Cañas.

Por aquel tiempo, Cañas era administrador y socio al 50% de la sociedad S.Y. Servei Immobiliari, S.L. (el otro 50% pertenecía a su entonces pareja, Mercedes Arias Lara). La sociedad de Cañas pagó en 2005 una factura de 100.050 euros a Inma & Marc Habitatges -ambas empresas compartían despacho- por prestación de unos servicios que, según el TSJC, no están suficientemente acreditados.

Por ello, y por "la existencia de relaciones personales y profesionales" entre Cañas y Arias Lara , el TSJC considera que hay indicios de que el diputado autonómico podría tener alguna relación con el supuesto fraude fiscal de la empresa de su entonces cuñado. Y ha decidido investigar el caso.

Se da la circunstancia de que en mayo de 2013 la titular del Juzgado de Instrucción Número 19 de Barcelona, que investigaba el caso, acordó el sobreseimiento y archivo de la investigación en relación a Cañas, tal y como solicitó la fiscalía en dos ocasiones, aunque se le citó a declarar como testigo.

Sin embargo, antes de que pudiera declarar, la Abogacía del Estado -dependiente del Gobierno- se opuso a que Cañas fuese apartado de la investigación, lo que ha supuesto que el caso pase al TSJC por su condición de aforado.

En declaraciones a los medios Cañas ha subrayado que difícilmente su empresa podría haber colaborado en un supuesto fraude fiscal de otra sociedad a la que pagó -y no cobró- una factura, puesto que "amplía la base impositiva de la segunda", por lo que se ha mostrado muy tranquilo sobre cómo terminará la investigación.

Comentar