CDC y UDC intensifican sus diferencias

"Si Convergència ha cambiado de registro [y ahora es independentista], en Unió no tenemos nada que decir. Pero sí reclamamos que nos dejen tranquilos, y que no hagan declaraciones que pretenden orientar el sentido de nuestro voto", advierte el vicesecretario de UDC, Antoni Font, ante las presiones de sus socios. CDC pone en marcha este mes una campaña para defender la secesión de Cataluña, mientras que desde UDC ya han dicho que apuestan por una consulta legal pero no por la independencia.

4 min
Mas y Duran, durante un acto de campaña electoral de CiU en noviembre de 2011
Alejandro Tercero
Domingo, 5.01.2014 19:08

Las relaciones entre CDC y UDC no pasan por su mejor momento, hasta el punto de que vuelven a tomar fuerza los rumores de una posible ruptura de la federación. La desacomplejada apuesta por la secesión de Cataluña por parte de los convergentes no gusta a los democristianos, que han reiterado en más de una ocasión que ellos están a favor de una consulta legal pero no de la independencia. 

Este mismo sábado, el vicesecretario general de UDC, Antoni Font, en declaraciones a la agencia Efe, cargaba duramente contra sus socios. "Si Convergència ha cambiado de registro [y ahora es independentista], en Unió no tenemos nada que decir. Pero sí reclamamos que nos dejen tranquilos, y que no hagan declaraciones que pretenden orientar el sentido de nuestro voto", ha señalado.

Font ha criticado la "clara contradicción" que hay entre la carta enviada por el presidente de la Generalidad, Artur Mas, a los líderes europeos pidiéndoles ayuda para celebrar la consulta y el hecho de "identificar ésta exclusivamente con la independencia", como habitualmente hace CDC.

"El programa electoral de CiU y, por tanto, el compromiso de la federación no es la independencia, sino el derecho a decidir y hacer una consulta en 2014", ha reprochado Font, quien ha insistido en que UDC "centrará sus esfuerzos en ello, en que se pueda hacer la consulta, independientemente del horizonte que cada uno se fije".

CDC confía en llegar a un acuerdo pese a iniciar una campaña por el "triple sí"

Font respondía de esta forma al vicesecretario general de Coordinación Institucional de CDC, Lluís Corominas, quien unas horas antes, en una entrevista para ACN, había puesto en duda que UDC se atreva a defender el 'no' a la secesión en la segunda de las preguntas acordadas para el referéndum, de improbable celebración.

Según Corominas, CDC todavía espera llegar a una posición "común" entre ambos partidos. Algo que, sin embargo, no parece que esté cerca de conseguirse, especialmente cuando su partido ya ha anunciado que el próximo 18 de enero pondrá en marcha una campaña -con un gran acto en el Palacio de Congresos- en la que defenderá lo que denomina un "triple sí": a favor de poder votar, a favor de un Estado propio y a favor de la ruptura. Todo ello sin esperar a que UDC se defina al respecto, y que no hará hasta que se convoque oficialmente la consulta.

En todo caso, el dirigente de CDC ha considerado que si la dirección de UDC opta por dar libertad de voto a sus simpatizantes ante la segunda pregunta, eso no debería suponer la disolución de CiU.

Las europeas, un nuevo conflicto

Por si eso no fuera suficiente, Corominas también ha asegurado que la posibilidad de formar una candidatura unitaria de partidos y entidades nacionalistas de cara a las elecciones europeas de mayo está ahora "más cerca" porque "las circunstancias" del día a día así "lo aconsejan". Algo que tampoco gusta en UDC, que ha mostrado públicamente en más de una ocasión su rechazo a esta opción.

A pesar de ello, según Corominas, esa candidatura unitaria sería "lo mejor para Cataluña, para ERC, para UDC y para CDC" -habida cuenta de que ICV ya ha descartado la coalición-. De momento, tampoco ERC (que sigue flirteando con Bildu) está muy por la labor, más interesada en que esa cita electoral sirva para que se visualice el sorpasso a CiU que apuntan todas las encuestas.

Por otra parte, el sector más radical de CDC también está presionando para deshacerse de UDC de cara a las europeas.

Así las cosas, lo que cada vez parece "más cerca" es un divorcio entre CDC y UDC, para regocijo de ERC. De hecho, el propio líder de los democristianos, Josep Antoni Duran i Lleida, no lo descartó en una entrevista en TVE hace poco más de dos meses. La relación entre CDC y UDC "no será tan buena en el futuro de lo que fue en el pasado", dijo entonces.

"Si llega un momento en que hay planteamientos de CDC que para UDC son insostenibles o a la inversa, pues podría romperse", añadió, antes de mostrar su enfado por haberse enterado a través de la prensa de la existencia del informe de supuestos agravios contra Cataluña que días antes había enviado la Generalidad al Gobierno. Un informe cuya fiabilidad incluso puso en duda.

Comentar