"Sigue instalado en el populismo"

Ciudadanos lamenta que Mas apele a "una guerra dinástica de hace 300 años"

Matías Alonso critica el tono y el fondo del discurso de Mas en el primer acto de las conmemoraciones del tricentenario de 1714. Pide al presidente autonómico que "se dedique a gobernar".

2 min
Matías Alonso, 'número dos' de Ciudadanos
Redacción
Domingo, 12.01.2014 20:16

Ciudadanos ha reaccionado con dureza a la inauguración, ayer sábado, de las conmemoraciones del tricentenario de 1714, que el presidente de la Generalidad, Artur Mas, convirtió en un nuevo acto de reivindicación independentista. El partido ha criticado especialmente las referencias a la guerra que hizo el dirigente nacionalista en el acto.

El secretario general y portavoz de la formación naranja, Matías Alonso, ha lamentado que Mas "hace continuadas referencias a una guerra dinástica de hace 300 años" y considera que el líder de CiU "sigue instalado en el populismo".

En un comunicado, Alonso critica los llamamientos de Mas a la "movilización de las masas", que considera un acto de "populismo" que "puede caer en la nada deseable democracia aclamativa".

Pide que "se dedique a gobernar"

Además, el dirigente de C's censura el fondo del discurso de Mas y lamenta que este "equipare las libertades de 1714 con aquellas de las que hoy en día disfrutamos los catalanes". También considera negativo que la Generalidad "destine tres millones de euros a la celebración del Tricentenario al tiempo que hace continuos recortes en los servicios esenciales", y pide al presidente autonómico que se dedique a gobernar y deje de generar enfrentamiento entre los ciudadanos catalanes y de buscar desafecciones con el conjunto de los españoles".

En el acto de ayer, Mas apeló a la épica, presentando la Guerra de Sucesión -una contienda entre dos aspirantes al trono de España- como un ataque contra Cataluña y asegurando que aquel conflicto guarda un paralelismo con la situación política actual.

Según el presidente autonómico, "los héroes del 1714 defendían nuestras constituciones, nuestros derechos y nuestras libertades. Es decir, defendían la voluntad del pueblo de Cataluña de gobernarse a si mismo, el autogobierno de Cataluña con mayúsculas, y defendían un concepto, que es que el poder del país no fuera un poder absoluto, sino matizado, equilibrado, donde el pueblo a través de sus representantes de la época tuviera también una incidencia especial. Es decir, por métodos diferentes, afortunadamente, 300 años después defendemos exactamente lo mismo".

Comentar