Convención del PP en Barcelona

El Gobierno calculará "cuentas públicas regionalizadas" frente a "balanzas fiscales"

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro ha anunciado un "cambio en la metodología" para analizar el sistema de financiación autonómica. "En vez de balanzas fiscales, pasaremos a hablar de cuentas públicas regionalizadas", que buscarán "garantizar que los individuos reciban servicios públicos equivalentes independientemente de dónde residan", y no pensadas en buscar "agravios" o "diferencias". Prevé que estén listas en marzo.

4 min
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, este viernes, durante la primera jornada de la convención "Juntos sumamos", organizada por el PP en Barcelona
Alejandro Tercero
Viernes, 24.01.2014 19:36

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha rechazado este viernes -en la convención que el PP celebra en Barcelona- que una hipotética secesión de Cataluña suponga una mejora del bienestar de sus ciudadanos, y ha rebatido el argumento de que exista un supuesto déficit fiscal excesivo en Cataluña.

En este sentido, Montoro ha anunciado que el Gobierno está trabajando para que las balanzas fiscales -cuya publicación habían prometido para finales de 2013- estén listas en marzo. Pero habrá un "cambio en la metodología": "En vez de balanzas fiscales, pasaremos a hablar de cuentas públicas regionalizadas", que buscarán "identificar si hay diferencias en la financiación de los servicios públicos que reciben los individuos". Esta metodología se presentará el 31 de enero en un congreso en Gerona.

El ministro ha destacado que "las balanzas fiscales no pueden ser nunca motivo de divorcio económico y menos político", puesto que son "una fórmula para medir flujos económicos entre territorios" pero que "depende del método" utilizado "puede llevarte a conclusiones erróneas".

Las "cuentas públicas regionalizadas" servirán para "superar otros cálculos", como los presentados por la Generalidad, que "olvida gastos tan importantes como la defensa o los servicios exteriores". Montoro ha subrayado que estos cálculos estarán pensados para "garantizar que los individuos reciban servicios públicos equivalentes independientemente de dónde residan", y no pensados para buscar "agravios" o "diferencias".

El resto de España "no es un lastre" para Cataluña

Montoro ha asegurado que "nos conviene vivir juntos", ha insistido en que el resto de España "no es un lastre" para Cataluña -sino "al contrario"-, y ha advertido de que el proyecto independentista promovido por Artur Mas es "un divorcio imposible". "La prosperidad y el bienestar de los catalanes depende de que vayamos juntos", ha subrayado.

El ministro ha enumerado algunas de las ventajas de seguir unidos. En primer lugar, ha recordado que, ante la imposibilidad de que la Generalidad pueda financiarse en los mercados, ha sido el Gobierno el que ha facilitado esa financiación, que en los últimos dos años ha ascendido a más de 30.000 millones de euros, entre el Fondo de Liquidez Autonómico y el plan de proveedores.

Y ha explicado, para dementir algunos "mitos": "No estamos utilizando los impuestos derivados de los catalanes ni del resto de los españoles; lo tomamos del mercado (porque el Gobierno sí puede hacerlo) y lo prestamos a las CCAA".

"Estamos superando la crisis en España gracias a Cataluña"

Montoro también ha destacado que "estamos superando la crisis en España gracias a Cataluña, gracias a su capacidad de emprender", pero ha advertido de que "tratar de separarse del proceso de integración económica europea", como ocurriría con la secesión, "sería un error de consecuencias económicas difícilmente mesurables" porque la Unión Europea supone "democracia, libertades y prosperidad".

El ministro ha desmentido otro de los mitos del nacionalismo, en el sentido de que todos los españoles pagan los mismos impuestos que son potestad del Gobierno. De hecho, los catalanes pagan más porque así lo ha determinado la Generalidad, ha recordado, "lo que es legítimo y demuestra su capacidad de autogobierno".

Por último, ha recordado que el actual sistema de financiación autonómica lo negoció el tripartito con el PSOE, y el anterior, en 2002, lo acordó el PP con CiU, cuyo consejero Jefe de entonces, Artur Mas, lo consideró como "la mejor financiación de la historia de Cataluña". "Pero si tenemos que mejorar la financiación autonómica, claro que lo tenemos que hacer, y lo haremos este 2014", ha añadido.

Comentar