Cobrarán menos dinero

El PSC castiga a los diputados díscolos suspendiéndolos de sus cargos parlamentarios

Elena y Geli dejarán las comisiones de Cultura y Salud, Ventura saldrá de las de Infancia y Peticiones. El Grupo Parlamentario ha tomado la decisión "en coherencia con el acuerdo de la Comisión de Garantías del Partido".

4 min
Geli, Elena y Ventura, durante una rueda de prensa en el Parlamento autonómico de Cataluña
Redacción
Martes, 21.01.2014 16:42

Continúan las represalias para los tres diputados del PSC que el pasado jueves desobedecieron las consignas de la dirección -y la votación del último Consejo Nacional- y dieron su 'sí' en el Parlamento autonómico a la propuesta de llevar al Congreso la petición para celebrar el referéndum independentista. Si ayer lunes ya fueron suspendidos de sus cargos orgánicos, este martes han sido apartados también de sus cargos en el grupo parlamentario,

Según ha informado el partido en un comunicado, la dirección del Grupo Parlamentario Socialista ha acordado esta mañana suspender a Joan Ignasi Elena, Marina Geli y Núria Ventura de todos los cargos "que ostentan en representación del grupo".

El partido precisa que la decisión se ha tomado "en coherencia con el acuerdo de la Comisión de Garantías del Partido", aludiendo a la decisión del día anterior de apartar a los tres díscolos de sus cargos orgánicos, y "a raíz de la vulneración del acuerdo del Consejo Nacional en el Pleno del Parlament de 16 de enero pasado", en referencia a la votación del 15 de diciembre del máximo órgano del PSC entre congresos, que decidió votar 'no' el pasado jueves en el Parlamento autonómico.

Por parte de los críticos sancionados, la primera reacción ha sido la de la ex consejera Marina Geli, que ha despachado la cuestión con la socorrida fórmula de decir que "acata", pero que no comparte la decisión.

Consecuencias económicas

Con esta decisión, Joan Ignasi Elena deja inmediatamente de ser portavoz de la Comisión de Cultura en representación del PSC; Marina Geli deja de ser portavoz de la Comisión de Salud, y Núria Ventura ya no será portavoz en las comisiones de Infancia y de Peticiones.

Abandonar estos cargos tendrá dos consecuencias directas para los tres diputados díscolos. En primer lugar, su actividad parlamentaria tendrá menos visibilidad. Aunque este es un perjuicio muy relativo para tres diputados que ahora están en el centro de la actualidad política en Cataluña, justamente por su posición disidente.

En segundo lugar, los tres díscolos dejarán de recibir los complementos económicos que van ligados a la participación en comisiones. Para este ejercicio, los portavoces de las comisiones legislativas -como las de Cultura y Salud, donde participaban Elena y Geli- reciben un único complemento de poco menos de 7.500 euros brutos anuales. Por participar en otros tipos de comisiones, como era el caso de Ventura, hay un único complemento de 5.000. euros.

El calendario de las sanciones

El voto del jueves de Elena, Geli y Ventura en el Parlamento autonómico ha tenido consecuencias internas desde el primer momento. Ya el mismo jueves, el partido, por boca del portavoz del Grupo Parlamentario, Mauricio Lucena, exigió a los tres díscolos que devolvieran sus escaños, es decir, que renunciaran a ellos, de forma que estos pudieran ser ocupados por los siguientes candidatos en las listas del PSC de cada circunscripción. Un requerimiento que Elena, Geli y Ventura rechazaron al momento.

Posteriormente, este lunes, la Ejecutiva del PSC -en su primera reunión después de los hechos del jueves- decidió trasladar el caso de los tres diputados críticos nacionalistas a la Comisión de Garantías, el órgano encargado de preservar el cumplimiento de los estatutos del partido y de velar por los derechos de los militantes. Esta decidió, el mismo lunes, apartar cautelarmente a los tres díscolos de todos sus cargos orgánicos, de forma que Elena y Geli dejan la Comisión Ejecutiva, y tanto ellos dos como Ventura abandonan el Consejo Nacional.

Además de estas sanciones ya aplicadas, y ante la negativa a renunciar al escaño, los tres diputados díscolos se enfrentan a una casi segura expulsión del Grupo Parlamentario, con lo cual pasarían a ser considerados como diputados no adscritos. También es probable que acaben siendo expulsados del partido.

Comentar