El partido los expulsará si lo hacen

El PSC, convencido de que los críticos no volverán a romper la disciplina de voto

Ros, Elena, Geli, Martínez-Sampere y Ventura vuelven a centrar todas las miradas en el PSC, ante la posibilidad que desobedezcan la consigna de la dirección en la votación del jueves en el Parlamento autonómico, para llevar al Congreso la petición de celebrar un referéndum secesionista.

3 min
El portavoz parlamentario del PSC, Maurici Lucena, en rueda de prensa a la sede del partido, este lunes
Redacción
Lunes, 13.01.2014 15:44

Los socialistas catalanes no creen -al menos, en público- que los cinco diputados autonómicos pertenecientes a sectores nacionalistas, que ahora hace un año ya rompieron la disciplina interna del grupo al negarse a votar en contra de la declaración de soberanía, vuelvan a repetir la jugada este jueves, cuando el Parlamento autonómico aprobará trasladar al Congreso la petición para celebrar el referéndum independentista. No lo creen, pero si ocurre, la respuesta será la más dura posible: la expulsión. 

En rueda de prensa este lunes, y preguntado por qué castigo contempla el PSC para un nuevo episodio de rebelión de los diputados críticos Àngel Ros, Joan Ignasi Elena, Rocío Martínez-Sampere, Marina Geli y Núria Ventura-, el portavoz parlamentario del partido, Maurici Lucena, ha proclamado que esto no sucederá. "Pensamos que no pasará nada", ha asegurado, añadiendo que la dirección del partido no está ahora "en el escenario" de pensar en sanciones.

Lucena ha razonado que los críticos de los sectores nacionalistas entienden que el partido se posicionó muy claramente respecto al debate de jueves al Parlamento en la votación que llevó a cabo el Consejo Nacional del partido en noviembre, en la cual los nacionalistas fueron derrotados ampliamente -13,27% de los votos, contra 83,5% de las tesis de la dirección-.

El mandato del Consejo Nacional

En la misma línea, Lucena ha explicado que los críticos que han participado en la reunión de la ejecutiva socialista de este lunes han tenido una actitud "de deportividad", reconociendo este argumento, y reconociendo también que una abstención -cómo han propuesto los últimos días los críticos- también significaría ir en contra del mandato del Consejo Nacional del PSC.

Lucena no ha querido hablar de sanciones, pero la cúpula del PSC sí que las tiene claras. Si se vuelve a producir un episodio de rebelión de los críticos en el Parlamento autonómico, estos serán expulsados del Grupo Parlamentario, y la dirección les podría solicitar que devuelvan su acta de diputado, según asegura este lunes La Vanguardia. "Una mayoría del partido ha tomado una decisión de forma democrática y los críticos tendrían que respetarla", dice el rotativo, citando fuentes de la cúpula socialista.

Según esta información, la dirección del PSC, empezando por su máximo líder, Pere Navarro, se siente ahora con fuerzas para imponer su posición a los críticos. Especialmente, después de encontrar finalmente una posición común con el PSOE en cuanto al debate territorial, que apuesta claramente por la reforma federal y olvida la anterior reivindicación del "derecho a decidir".