Pueden saltar del Grupo y del partido

El PSC decide en la Comisión de Garantías el castigo a los tres diputados díscolos

Las medidas disciplinarias contra los tres diputados díscolos del PSC se tratarán en el organ interno "encargado de preservar el cumplimiento de los estatutos del partido y de velar por los derechos de los militantes".

2 min
Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Núria Ventura, en rueda de prensa en el Parlamento autonómico el jueves 16 de enero
Redacción
Lunes, 20.01.2014 16:57

Los socialistas seguirán todos los pasos que marcan sus estatutos a la hora de decidir si toman medidas disciplinarias -y cuáles- contra Joan Ignasi Elena, Marina Geli y Núria Ventura, los tres diputados que el pasado jueves desobedecieron la disciplina de voto del grupo parlamentario y la decisión del último Consejo Nacional y votaron -sí- a la propuesta de trasladar al Congreso la petición para celebrar un referéndum independentista. Unos pasos que ya han empezado: este lunes, y como ya había avanzado CRÓNICA GLOBAL el mismo jueves, el caso ha llegado a la Comisión de Garantías del partido.

Según ha informado el PSC en un comunicado, el secretario de Organización del partido, Esteve Terrades, y el portavoz parlamentario, Maurici Lucena han trasladado este lunes a la Comisión de Garantías, el órgano "encargado de preservar el cumplimiento de los estatutos del partido y de velar por los derechos de los militantes", la actuación de Elena, Geli y Ventura, para que "previa la incoación del correspondiente expediente, resuelva según las previsiones contenidas en el reglamento".

Concretamente, el partido argumenta que "ha quedado patente que, en la sesión plenaria que el Parlamento de Cataluña celebró el 16 de enero, tres miembros del Grupo Parlamentario Socialista han vulnerado el acuerdo del Consejo Nacional del Partido, del 17 de noviembre pasado", que decidió que los diputados del PSC tenían que votar 'no' el pasado jueves. El partido puntualiza, además, que aquel acuerdo se adoptó "después de un amplio debate, en votación secreta, y con el apoyo del 84% de los miembros del máximo órgano de dirección entre Congresos".

Sin militancia y sin escaño

El comunicado recuerda que, según el código ético del PSC, "las decisiones se tienen que basar en un debate previo donde tienen cabida todas las ideas de los y las socialistas", pero que "una vez adoptada una decisión democráticamente en el seno de los órganos del partido esta tiene que ser respetada por todo el mundo".

Aunque siempre hay un margen para la duda, previsiblemente la Comisión de Garantías suspenderá cautelarmente la militancia de los tres implicados mientras se tramita el procedimiento, que todo apunta que acabará en la expulsión definitiva.

Además, con toda probabilidad, los tres diputados autonómicos díscolos serán expulsados del grupo parlamentario socialista -el partido ya les ha pedido que vuelvan sus escaños, a lo cual se han negado- y pasarán a tener la condición de no adscritos. Algo que podría materializarse martes.

Comentar