Tienen de tiempo hasta el domingo

El PSC exige a los tres díscolos que devuelvan el escaño y estos se niegan

Tampoco dejarán el partido, y Geli y Elena no piensan renunciar ni siquiera a su puesto en la Ejecutiva. Argumentan que han votado "en conciencia" y teniendo en cuenta el programa electoral con que se presentaron a las elecciones.

3 min
Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Núria Ventura, en rueda de prensa en el Parlamento autonómico el jueves 16 de enero
Redacción
Jueves, 16.01.2014 16:34

El PSC ha actuado con contundencia ante la rebelión de tres de sus diputados pertenecientes al sector crítico nacionalista, Joan Ignasi Elena, Marina Geli y Núria Ventura, que este jueves han votado 'sí' en el Parlamento autonómico a la propuesta de trasladar al Congreso la petición para celebrar un referéndum independentista, en contra de la decisión del grupo parlamentario y del propio Consejo Nacional del PSC, que había votado claramente por el 'no'. El partido les ha exigido inmediatamente que devuelvan sus asientos en la Cámara. Y ellos se ha negado inmediatamente.

En declaraciones a la prensa en los pasillos del Parlamento autonómico, justo después de la votación de este jueves, el portavoz parlamentario del PSC, Maurici Lucena, ha revelado que el partido exige a Elena, Geli y Ventura que renuncien a sus actas de diputado -como hizo el día anterior, antes de la votación, el también crítico Àngel Ros-, y ha añadido que los tres díscolos tienen de tiempo "hasta el domingo" para hacer efectiva su renuncia.

Lucena también ha explicado que se reuniría con los tres diputados díscolos, uno por uno, para transmitirles en persona esta exigencia. Una exigencia que ninguno de los tres tiene la más mínima intención de cumplir.

En rueda de prensa conjunta en el propio Parlamento autonómico, Elena, Geli y Ventura han explicado que han roto la disciplina de voto socialista y han votado 'sí' a la propuesta, junto a CiU, ERC e ICV-EUiA, "en conciencia" y para mantener la "fidelidad" al programa electoral con el que el PSC se presentó a las elecciones autonómicas, y que apostaba por una consulta legal y acordada con el Gobierno.

Geli: "No tengo la voluntad de dejar el escaño"

A la vez, han dejado claro que no piensan abandonar el escaño, porque su voto disidente de hoy tiene que ver con una discrepancia política, y no muestra "problemas éticos o de comportamiento indigno". "No tengo la voluntad de dejar el escaño", ha dicho contundemente Geli, mientras que Elena ha opinado que la exigencia del PSC de devolver los escaños "no es la petición adecuada".

Además, los tres han explicado que no sólo no tienen ninguna intención de abandonar el partido, sino que tampoco renunciarán a los cargos orgánicos que ocupan. Geli y Elena, concretamente, forman parte de la Ejecutiva del partido.

Ante esta postura, la dirección del PSC parece abocada a expulsar a los tres díscolos del Grupo Parlamentario Socialista -con lo cual se convertirían automáticamente en diputados no adscritos, y formarían parte del Grupo Mixto-, y no es nada descartable que opte también por expulsarlos del partido.

Comentar