Ni "radicalismo" ni "inmovilismo"

Federalistes d'Esquerres reclama un referéndum para cambiar la Constitución

Consideran la votación del día 16 en el Parlamento autonómico una "fuga hacia delante". Defienden que un Estado federal permite "mejorar la eficiencia del Estado, evitar duplicidades onerosas, y reconocer las singularidades de las nacionalidades históricas".

2 min
Manuel Cruz, en una conferencia en Pontevedra
Redacción
Jueves, 9.01.2014 19:33

El colectivo Federalistes d'Esquerres se ha posicionado ante la convocatoria de un pleno extraordinario en el Parlamento autonómico para aprobar presentar en el Congreso una petición para celebrar la consulta independentista con su receta particular: celebrar un referéndum para reformar la Constitución en sentido federal.

En un comunicado, la asociación, que preside el filósofo Manuel Cruz, ha señalado que la votación prevista para el día 16 en el Parlamento autonómico "tiene mucho de fuga hacia delante", y que "debe leerse más en clave política interna [catalana] que como contribución constructiva al debate territorial".

Federalistes d'Esquerres se muestra en contra tanto del "radicalismo nacionalista" como de la "inmovilidad del Gobierno de España", y propone su forma concreta de tercera vía: "una reforma constitucional que no admite más dilaciones". Y que es lo que realmente tiene que pasar por las urnas, según explican:

"La consulta que necesita la ciudadanía es aquella que sirva para ratificar una reforma constitucional que, entre otras cosas, estructure España como un Estado federal y reconozca la libre voluntad de sus pueblos para formar parte de él".

A pesar de apostar claramente por una España federal, la asociación no cierra la puerta a una consulta independentista. Pero su hoja de ruta lo contempla sólo en el supuesto de que, en el referéndum por la reforma constitucional que piden, "los votantes catalanes se manifestaran mayoritariamente y claramente en contra".

Mas crea "confrontación y ruptura social"

A pesar de admitir esta opción como última solución teórica, el colectivo no escatima las críticas al desafío independentista de Artur Mas, que cree que "sólo conseguirá agravar el conflicto y generar más confrontación, ruptura social" además de degradar "la imagen de Cataluña y de España en el entorno internacional".

Federalistes d'Esquerres acaba concluyendo que su opción de reforma federal es "una propuesta racional y razonable para mejorar la eficiencia del Estado, evitar duplicidades onerosas, reconocer las singularidades de las nacionalidades históricas y superar la creciente insatisfacción con el modelo autonómico vigente".

Comentar