Gallardón avisa: El decreto de convocatoria de una consulta se impugnará al minuto

El líder popular advierte a los nacionalistas catalanes de que el Gobierno no está dispuesto a llevar a cabo delegación de ninguna clase para que el Gobierno autonómico pueda convocar un referéndum secesionista y asegura que para evitarlo cuentan con "toda la fortaleza política y toda la argumentación jurídica". "El señor Mas lo sabe perfectamente", añade.

2 min
Alberto Ruiz-Gallardón, ministro de Justicia
Redacción / Agencias
Martes, 14.01.2014 12:46

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón (PP), ha advertido este martes al presidente de la Generalidad, Artur Mas (CiU), de que, si decide dejar atrás una mera declaración soberanista para firmar un decreto de convocatoria de la consulta, "ese decreto al minuto siguiente está impugnado ante el Tribunal Constitucional".

"El señor Mas lo sabe perfectamente", ha declarado Gallardón en una entrevista para la COPE, tras insistir en que "la actitud del Gobierno es rotunda, y tendrá toda la fortaleza política y toda la argumentación jurídica" para poner freno al órdago secesionista. "Este Gobierno no va a permitir que haya ningún acto político y ningún acto jurídico contrario a la Constitución", ha avisado.

El Gobierno está obligado a actuar dentro de la legalidad, ha proseguido Gallardón, de modo que toda declaración ha de responderse con otra declaración, aunque para el caso deba emplearse un discurso "rotundo y absolutamente crítico". Ahora bien, si se da el paso de convocar un referéndum dicha convocatoria será recurrida y "suspendida", ha sentenciado.

"Ellos saben que esa consulta no se va a producir"

El titular del Ministerio de Justicia ha evitado valorar si Mas habría incurrido en un delito. "Eso lo deciden los jueces", ha comentado, si bien en todo caso si una conducta es contraria a la Constitución "hay que impugnarla y evitarla", ha anunciado.

En este sentido, Gallardón ha recordado que el Gobierno ya impugnó ante el TC la declaración soberanista que hizo el Parlamento autonómico puesto que tenía "claros visos de ser contraria a la Constitución". De modo que, según el ministro, los nacionalistas catalanes "saben que este proceso no tiene ninguna posibilidad de alcanzar los objetivos que se están marcando". "Ellos saben que esa consulta", ha reiterado, "por ser contraria a la Constitución, no se va a producir", ha remachado.

La conclusión del ministro, pues, es clara: "No cabe delegación de ninguna competencia para hacer la consulta, ni a través del artículo 150.2 ni de ningún otro, porque lo que están pidiendo es que la capacidad de decidir sobre la soberanía nacional, que corresponde a todos los españoles, se le conceda a una parte".

Comentar