García-Margallo advierte a Mas: "Pedir lo imposible es altamente peligroso"

Durante un coloquio en Barcelona, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación descarta la consulta independentista e insta al diálogo, pero alerta de que "fuera de la legalidad no se puede discutir de nada" porque, en ese caso, "se corre un serio riesgo de naufragar". Aboga por una mejora de la financiación autonómica, aunque descarta un concierto económico para la Generalidad. Y asegura que el rechazo de Barroso a la petición de ayuda de Mas para su proyecto secesionista era "perfectamente previsible".

4 min
El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo
Redacción / Agencias
Miércoles, 8.01.2014 18:51

"En política, pedir lo posible es sensato, pedir lo probable es temerario, y pedir lo imposible es altamente peligroso".

Con estas palabras, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha rechazado este miércoles en Barcelona el referéndum secesionista promovido por el presidente de la Generalidad, Artur Mas, para el próximo 9 de noviembre.

En un almuerzo-coloquio organizado por Barcelona Tribuna (constituido por La Vanguardia, la Societat Econòmica Barcelonesa d'Amics del País y la Asociación Española de Directivos) ha reiterado que la independencia sería "muy mala para España y muy mala para Cataluña", y ha advertido de que "dentro de la legalidad, el diálogo es posible, se puede discutir todo; fuera de la legalidad no se puede discutir nada; esa oferta está absolutamente en pie".

"Veamos cuáles son las soluciones posibles y actuemos con realismo"

García-Margallo, que ha sido presentado por el ex dirigente de CiU y padre de la Constitución Miquel Roca, ha asegurado que sus palabras "no intentan ser amenazantes". "Lo que intento es explicar cuáles son las aguas en las que se puede navegar y cuáles son las aguas en las que se corre un serio riesgo de naufragar. Y, desde luego, a mí no me gustaría en absoluto que naufragase Cataluña, ni me gustaría que fracasase ese proyecto que compartimos desde hace tantísimos años en el conjunto de España", ha añadido.

El ministro ha insistido en que "en política, lo único que no se puede es actuar por prejuicios, que literalmente quiere decir juicios previos; conozcamos cuál es la realidad, veamos cuáles son las soluciones posibles y actuemos con realismo".

En ese sentido, ha apostado por el "hablar" y "pactar". Pero ha matizado que "el diálogo hay que hacerlo dentro de lo que es posible, es decir, con respeto a la norma".

Además, ha reconocido la necesidad de una mejora de la financiación autonómica, pero ha descartado la implementación de un concierto económico para la Generalidad simlar a los del País Vasco y Navarra. "El acuerdo debe ser multilateral", ha indicado.

El portazo de Barroso a Mas era "perfectamente previsible"

Respecto a la respuesta del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, a Mas en la que rechaza la petición de ayuda para su proyecto secesionista, García-Margallo ha asegurado que "era una respuesta perfectamente previsible y conocida para cualquiera que conozca los tratados internacionales".

"Si algo caracteriza a la Unión Europea es que es un Estado de derecho de respeto a la norma. El artículo 4 del Tratado de la UE dice que respeta las funciones esenciales de los estados en lo que se refiere a integridad territorial, está reconocido por el Tribunal de Justicia, está en todas las contestaciones que ha hecho la Comisión, el Consejo, el Parlamento, porque el artículo 4.2 es nítido, y hay un aforismo clásico que dice: en lo que está claro no cabe interpretación", ha señalado.

Durante el turno de preguntas la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, ha interpelado al ministro, defendiendo la celebración de la consulta secesionista como solución a una supuesta "recentralización" llevada a cabo por el Gobierno "en estos últimos años". García-Margallo ha rechazado el paisaje dibujado por Casals, y ha asegurado que el Gobierno no ha perjudicado a Cataluña, ni en inversiones, ni en lengua, ni en cultura.

No asiste ningún consejero de la Generalidad

Cabe destacar la ausencia de todos los consejeros de la Generalidad en el acto, hasta el punto de que el cargo autonómico de mayor rango que ha asistido a la conferencia ha sido el secretario general de la Presidencia, Jordi Vilajoana. En cambio, sí ha acudido el ex consejero de Territorio y Sostenibilidad Lluís Recoder, miembro del sector moderado de CDC.

También se encontraban entre el público el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz; el jefe de Gabinente de Rajoy, Jorge Moragas; la delegada del Gobierno en Cataluña, María de los Llanos de Luna; el portavoz del PP en el Parlamento autonómico, Enric Millo; el dirigente del PSC Miquel Iceta; el ex consejero de Economía y Finanzas de la Generalidad durante el último mandato de Jordi Pujol, Francesc Homs; el director de La Vanguardia, Màrius Carol; y representantes del sector económico, como el presidente de Abertis, Salvador Alemany, y el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, entre otros.

Comentar