Rebaja de 6 años a 2s años y 2 meses

Josep Lluís Núñez, condenado en firme por el Supremo por el 'caso Hacienda'

El Supremo rebaja la pena a los doce condenados, siete empresarios y cinco inspectores de Hacienda. La incógnita es si Núñez, de 83 años), ingresa o no en prisión. Los hechos se produjeron enl 1991

3 min
Josep Lluís Núñez, en su época de presidente azulgrana
Redacción
Miércoles, 29.01.2014 16:06

El interminable proceso del caso Hacienda llega a su final. El Tribunal Supremo ha condenado en firme al ex presidente azulgrana Josep Lluís Núñez y a su hijo a dos años y dos meses de prisión, así como también condena a varios inspectores de Hacienda y empresarios. Núñez y su hijo, no obstante, han visto como el Alto Tribunal rebajaba su condena de seis años a dos años y dos meses. Los acusados sobornaron a funcionarios de Hacienda para eludir impuestos.

La sala de lo penal del Tribunal Supremo, en sentencia dada a conocer este miércoles, ha condenado a Núñez y a su hijo, Josep Lluís Núñez Navarro, así como a Salvador Sánchez Guiu, a dos años y dos meses por soborno activo. También han sido condenados a penas menores, por el mismo delito, otros cuatro empresarios: Eduardo Bueno y Francisco Palomar, a un año y ocho meses; Juan Antonio Sánchez Carreté, a dos meses, y Mayra Mas, a multa de 24.000 euros.

Las penas más duras, no obstante, son para cinco inspectores de Hacienda, por soborno activo: el ex jefe regional de la Agencia Tributaria en Cataluña Josep Maria Huguet (6 años y 10 meses), Manuel Abella (seis años y seis meses); Roger Bergua y Álvaro Pernas (dos años) y Juan José Lucas (multa de 54.000 euros).

Sin embargo, el Supremo ha estimado parcialmente los recursos de los doce condenados, tanto los siete empresarios como los cinco inspectores. Las rebajas más significativas son las del propio Núñez y su hijo, a quien la Audiencia de Barcelona había condenado en 2011 a seis años de prisión, y las de los técnicos de Hacienda Josep Maria Huguet, condenado en 2011 a trece años, Álvaro Pernas y Manuel Abella, condenados en 2011 a 12 y 11 años, respectivamente.

Más de veinte años desde que se produjeron los hechos

El Supremo ha tenido en cuenta, a la hora de rebajar las penas, el hecho "extraño" de que en ningún caso se acusó a los condenados de fraude fiscal, así como las dilaciones que ha sufrido el proceso, y que considera indebidas.

La dilación del proceso ha sido, en efecto, extraordinaria. Los hechos se produjeron en 1991, la primera sentencia del caso no llegó hasta 12 años y medio después, y la ratificación final del Supremo ha tardado más de 22 años.

La incógnita es saber ahora si el ex presidente azulgrana ingresará finalmente en prisión. La sentencia supera los dos años, por debajo de los cuales es habitual conmutar la pena y evitar el encarcelamiento. Sin embargo, no sería extraño que, debido a su avanzada edad (83 años), el tribunal decidiera que Núñez no ingrese en prisión.