"Vendrán a insultarnos"

Junqueras asegura que habrá consulta secesionista el 9 de noviembre y descarta unas plebiscitarias como alternativa

El líder de ERC no tiene "plan b" para el caso de que el Gobierno impugne el referéndum. Critica al establisment catalán por "presionar para conservar sus privilegios". Advierte de que desde el resto de España "nos lo pondrán tan difícil como podrán, nos amenazarán muy frecuentemente, y vendrán a insultarnos y a intentar contagiarnos el miedo". Y reconoce que un hipotético Estado catalán sería "heredero de una parte del pasivo" del Estado español.

3 min
El presidente de ERC, Oriol Junqueras
Redacción / Agencias
Miércoles, 29.01.2014 00:30

El presidente del ERC, Oriol Junqueras, ha asegurado este martes que el próximo 9 de noviembre "habrá consulta" independentista en Cataluña, tal y como ha acordado su formación junto a CiU, ICV-EUiA y la CUP, a pesar de las reiteradas advertencias por parte del Gobierno en el sentido de que esta no se celebrará porque es ilegal.

Junqueras, que ha sido entrevistado en TV3 en su condición de "jefe de la oposición", pese al acuerdo de estabilidad que mantiene con CiU, ha insistido en que no tiene "ninguna duda" de que el referéndum secesionista tendrá lugar en la fecha fijada.

Y se ha mostrado tan seguro de ello que ha confesado no tener ningún "plan b" en caso de impugnación de la consulta por parte del Gobierno, más alla de "la confianza en la democracia" y de subrayar que harán "lo posible para que los ciudadanos vayan a votar".

También ha descartado unas elecciones plebiscitarias en caso de que no pueda celebrarse la consulta. "Nosotros no especularemos sobre escenarios alternativos al mejor, que es el referéndum", ha subrayado.

Carga contra el establishment

Junqueras ha señalado que, pese a que las encuestas apuntan que podría ganar unas elecciones autonómicas anticipadas, "ERC no ha hecho ni un gesto para que haya elecciones", porque "la prioridad no es quién ocupa la responsabilidad de gobernar" porque "confío, quiero confiar y necesito confiar" en Artur Mas.

El dirigente independentista ha criticado duramente al establishment por "presionar para conservar sus privilegios". "Este establishment tiene cierto temor ante el hecho de que los ciudadanos puedan asumir la responsabilidad de la construcción de su futuro", ha denunciado.

Aunque ha destacado que su partido no tiene "miedo a nada", excepto a "no merecer la confianza de nuestros ciudadanos", lo que es cierto es que el líder de ERC no ha sabido decir si su partido apoyará o no la rebaja fiscal a BCN World que se está tramitando en el Parlamento autonómico.

El nuevo Estado sería "heredero de una parte del pasivo" del Estado español

Junqueras ha apelado a "marcos legales alternativos", como "el catalán" o "la jurisprudencia de la Corte Internacional de La Haya", para defender la celebración de un referéndum independentista. Un referéndum que da por hecho que se celebrará y que registrará un apoyo mayoritario a la secesión.

A pesar de que la Unión Europea ha subrayado en reiteradas ocasiones que el proyecto independentista catalán es un asunto interno español, el líder de ERC se ha mostrado "convencido de que Europa hará de mediadora, pero en el último momento, porque hasta que no votemos somos un asunto interno español".

En todo caso, ha advertido de que "el camino será complejo" porque desde el resto de España "nos lo pondrán tan difícil como podrán, nos amenazarán muy frecuentemente, y vendrán a insultarnos y a intentar contagiarnos el miedo". Pero ha avanzado que "si somos muchos, no hay ninguna duda de que ganaremos".

Junqueras ha justificado la necesidad de la independencia con el argumento de que "si seguimos en España nos tendremos que hacer cargo del 24%" de la deuda del Estado español. Sin embargo, también ha reconocido que, en caso de una hipotética secesión, el nuevo Estado catalán sería "heredero de una parte del pasivo" del Estado español.

Finalmente, Junqueras ha recordado que para su partido es fundamental el proyecto pancatalanista que siempre ha promovido, y ha asegurado que, de cara a las elecciones europeas, "ERC lo que hará es priorizar el ámbito nacional de los Países Catalanes".

Comentar