Optimismo de Costas

La economía española puede dar "la sorpresa" positiva y ser la Alemania de 2004

El presidente el Círculo de Economía, Antón Costas, se muestra optimista y augura que la economía española superará las previsiones de los analistas en los próximos años. La evolución de las exportaciones, la productividad, la inversión extranjera y los excedentes empresariales apuntan en esa dirección. La baja recaudación fiscal y la creciente desigualdad social destacan entre los aspectos más negativos.

3 min
El presidente del Círculo de Economía, Antón Costas
Redacción
Viernes, 17.01.2014 21:40

El presidente del Círculo de Economía, Antón Costas, se ha mostrado especialmente optimista respecto a la evolución de la economía española. Durante su intervención en el foro Cornellá Creación, organizado por el Ayuntamiento de la población barcelonesa, Costas ha señalado que es probable que España supere las previsiones de los analistas -crecimiento débil y frágil en los proximos años- y que dé "la sorpresa positiva" de Europa como hizo Alemania en 2004, aunque ha evitado entrar en cifras concretas.

Para justificar su afirmación, ha destacado que la economía española ha pasado de tener una balanza comercial deficitaria a tener superávit gracias al crecimiento de las exportaciones y la sustitución de importaciones por productos internos. Y ha negado que, a igualdad de tamaño, las empresas españolas sean menos productivas que las de otros países europeos, si bien, ha considerado trascendente aumentar el tamaño medio de las mismas, fomentando desde los poderes públicos este crecimiento en vez de penalizarlo, como ocurre en la actualidad (menos obligaciones fiscales, menor inspección...).

Costas ha subrayado la mejora del mercado laboral, a pesar de que todavía no se cree empleo neto. Y ha valorado muy positivamente el incremento de la inversión extranjera, no solo de carácter financiero, sino también en el ámbito inmobiliario e industrial.

La baja recaudación fiscal y la creciente desigualdad social, aspectos negativos

Por otra parte, ha minimizado el efecto negativo de la deuda pública española, en parámetros análogos a las de muchos países, llegando a afirmar que la deuda pública no hay que devolverla, sino refinanciarla, lo que se consigue si se es capaz de atender los vencimientos correspondientes. "Se puede estar endeudado y crecer", ha sentenciado.

Aunque ha dudado de que el crédito llegue a la pequeña y mediana empresa a corto plazo, ha considerado que en los últimos años se están produciendo excedentes empresariales, listos para ser reinvertidos.

En la parte negativa ha destacado la baja recaudación fiscal debida al fraude fiscal, y ha propuesto una reforma fiscal. También ha alertado de la creciente desigualdad social que se está registrando en España, lo que puede ser "un factor distorsionador social, económica y políticamente".

Evita entrar en el debate sobre el independentismo

A preguntas de CRÓNICA GLOBAL, Costas ha augurado que el sector inmobiliario, que llegó a alcanzar el 13% del PIB, volverá al 7% a corto plazo (desde el 5% actual) y que podría crear alrededor de 500.000 puestos de trabajo en dos o tres años.

En cambio, ha evitado responder a si las incertidumbres políticas, especialmente a causa de la tensión independentista, podría frustrar esa recuperación. En todo caso, ha indicado, de momento, los mercados no lo están teniendo en cuenta, una percepción que podría estar cambiando según reflejan algunos analistas internacionales, como recientemente ha recogido Moody's en un informe.

Respecto a la econonomía catalana, Costas ha apuntado que presenta algunas dificultades, ya que en los últimos trimestres el comportamiento del PIB ha sido peor que en otras CCAA.

Comentar