Las entidades de la Generalidad cerraron 2010 con unas deudas de 18.100 millones

La Sindicatura de Cuentas advierte de la "importante dependencia financiera" de la Generalidad que tienen sus empresas, consorcios, fundaciones y entidades autónomas no administrativas. La Generalidad ha multiplicado este tipo de entidades por diez entre la primera legislatura autonómica, que terminó con 18 organismos, y la de 2006-2010, que finalizó con 194.

3 min
Evolución del número de empresas públicas, consorcios, fundaciones y entidades autónomas no administrativas participadas mayoritariamente por la Generalidad
Redacción
Viernes, 10.01.2014 05:26

Las empresas públicas, consorcios, fundaciones y entidades autonómas no administrativas participadas mayoritariamente por la Generalidad cerraron el año 2010 con unas deudas acumuladas de 18.100 millones de euros. Un ejercicio en el que, por otra parte, registraron unas pérdidas de 237,7 millones de euros, según certifica un informe de la Sindicatura de Cuentas publicado este jueves.

El informe también pone de manifiesto que el número de este tipo de entidades se ha multiplicado más que por diez entre la primera legislatura autonómica (1980-1984), que terminó con 18 organismos, y la de 2006-2010, que finalizó con 194. Algo que califica como de "importante crecimiento".

Además, la Sindicatura de Cuentas advierte de que el 50,5% de todas las entidades están financiadas "en más de un 50%" por la Generalidad o por otras entidades del sector público, lo que "refleja una importante dependencia financiera". Y alerta de que "hay diversas entidades con fondos propios y/o patrimonio neto negativos".

Una estructura mastodóntica

La mastodóntica estructura de entidades de la Generalidad abarca todos los ámbitos imaginables. Entre este tipo de entidades se encuentran, por ejemplo, la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), el Consorcio para la Normalización Lingüística, la Entidad Autónoma de Juegos y Apuestas, el Instituto Cartográfico de Cataluña, la Agencia Catalana del Agua, el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC), la Agencia Tributaria Catalana, los Ferrocarriles de la Generalidad, el Instituto Catalán de Finanzas (ICF), el Incasol, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CoNCA), el Agencia Catalana de Turismo, el Centro de Alto Rendimiento Deportivo (CAR), el Instituto Catalán Internacional por la Paz, y así hasta las 194 indicadas.

En total, emplean a 47.592 personas, cuyos sueldos supusieron en 2010 un gasto medio de 46.900 euros anuales.

Según la Sindicatura de cuentas, "la aplicación de diferentes planes de contabilidad" por parte de estas entidades "hace que se apliquen criterios diferentes en el reconocimiento de los recursos públicos gestionados y puede dificultar el análisis de los resultados agregados".

El Gobierno autonómico presidido por Artur Mas se comprometió a reducir sensíblemente esta estructura -la mayor de todas las CCAA-, aunque, de momento, sin demasiado éxito. Según los últimos presupuestos -que están en trámite de aprobación-, en 2011 el número total de entidades participadas mayoritariamente por la Generalidad ascendía a 240, mientras que en 2012 esa cifra se redujo a 228. La previsión es que en 2014 este número caiga hasta las 183. A pesar de ello, el Ejecutivo autonómico destinará 7.565,4 millones de euros a su financiación, lo que supone 268,4 millones más que dos años antes.

Comentar